Como parte del programa nacional de Puertas Violetas, para prevenir y erradicar la violencia de género en la capital, el gobierno municipal de Puebla habilitará la Unidad de Atención, ubicada en la Dirección Jurídica del Sistema Municipal DIF (SMDIF), 16 sur #3911, colonia Anzures, (sede de la Dirección Jurídica del SMDIF) así como un refugio temporal de atención a víctimas de violencia.

El SMDIF coordinará la estrategia, la Secretaría para la Igualdad Sustantiva de Género (SISG) realizará la vinculación con las usuarias y la Secretaría de Seguridad Ciudadana, el Instituto Municipal de Planeación, Secretaría de Bienestar, Sindicatura Municipal, jueces calificadores y quienes integran la Comisión de Derechos Humanos e Igualdad de Género del Cuerpo Edilicio coadyuvarán para ejecutarla de manera óptima.  

Dentro de la Unidad de Atención “Puerta Violeta”, que será atendida exclusivamente por mujeres, el SMDIF brindará respuestas inmediatas en asuntos legales y psicológicos, a fin de prevenir y evitar que se agraven las condiciones de violencia de género que vivan las mujeres que requieran el servicio, en seguimiento al protocolo creado por la Secretaría de Gobernación federal y el Instituto Nacional de las Mujeres.

 En caso de ser necesario, ya sea desde ahí, desde la SISG o desde los enlaces que tendrá cada dependencia para atender estos casos, las mujeres en condiciones extremas de violencia de género serán canalizadas al refugio temporal de atención a víctimas de violencia.  

En el refugio, con capacidad para 26 usuarias con sus hijos o hijas, tendrán acceso a hospedaje, alimentación, atención médica, dental, psicológica, acompañamiento jurídico, trabajo social y serán partícipes del Programa Integral “Soroser” de empoderamiento y acompañamientos a mujeres víctimas de violencia y sus hijas e hijos por 90 días, al terminar el plazo, se les continuará dando seguimiento para evitar que las usuarias vuelvan a caer en situaciones de violencia.  

Esta unidad estará conformada, en una primera etapa, por una coordinadora, tres trabajadoras sociales, tres psicólogas, tres abogadas, tres médicas, tres enfermeras, tres pedagogas, una auxiliar administrativa, una intérprete de lengua indígena, dos vigilantes, dos conductoras y dos encargadas de limpieza para brindar la atención óptima a las mujeres que así lo requieran.  

La Secretaría de Seguridad Ciudadana informó de la disminución en los eventos delictivos de violencia familiar en 38 por ciento, abuso sexual 18.5 por ciento, violación simple 77.8 por ciento y violación equiparada 63.6 por ciento. También, la dependencia dijo que ha brindado 113 apoyos en respuesta a delitos contra la mujer y se han continuado con las capacitaciones mediante ocho conferencias y cinco talleres en enero de 2021, llegando a 252 personas.