En estos días van a judicializar siete denuncias contra el mismo número de exalcaldes de Puebla por un presunto daño patrimonial de 180 millones de pesos.

Así lo anticipó Francisco Romero Serrano, titular de la Auditoría Superior del Estado (ASE), al recordar que en total suman 22 denuncias.

En entrevista adelantó que la Fiscalía General del Estado (FGE) concluyó la integración de las carpetas de investigación de siete denuncias y están por turnarse a un juez.

Aunque se reservó los nombres de las personas acusadas y los municipios que gobernaron, precisó que se les imputan los delitos de peculado, fraude y asociación delictuosa.

Las denuncias en cuestión fueron por irregularidades que suman los 180 millones de pesos, distribuidos en diversas administraciones.

Romero Serrano recordó que a mediados de 2020 la ASE interpuso 22 denuncias contra el mismo número de expresidentes municipales por anomalías que rebasan los 700 millones de pesos.

Las denuncias 

Por declaraciones del gobernador Miguel Barbosa Huerta y filtraciones se conoce que las denuncias cayeron sobre los exalcaldes de San Andrés y San Pedro Cholula, Leoncio Paisano Arias y José Juan Espinosa Torres.

También Gabriel Alvarado Lorenzo, expresidente de Huachinango y esposo de la actual diputada local, Liliana Luna Aguirre; Ernestina Fernández Méndez, de Tehuacán; Manuel Madero González, de Izúcar de Matamoros; Inés Saturnino López Ponce, Tecamachalco; Édgar Antonio Vázquez Hernández, Teziutlán y Marcos Flores Morales, Zacatlán.

Igual, David Huerta Ruiz, exedil de Tepeaca; Juan Enrique Rivera Reyes, de Chignahuapan; Gustavo Salomón Lara Torres, de Ajalpan; Rafael Valencia Ávila, de Venustiano Carranza; Antonio Aguilar Reyes, de Acajete; Edwin Mora Caballero, de Huaquechula y Pablo Pérez Maceda, de Tlacotepec.

Además Víctor Cargas García, de Francisco Z. Mena; Marcos Pérez Calderos, de Tochtepec; Matilde Demetrio Vallejo Juárez, de Xochitlán todos Santos; Fermín González León, de Zoquitlán y Cirilo Trujillo Lezama, de San Sebastián Tlacotepec.