El dueño de Altos Hornos de MéxicoAlonso Ancira, pactó ayer un acuerdo reparatorio de 219 millones de dólares con Pemex, a pagar en cuatro años, para poner fin a las acusaciones de lavado de dinero por la compra con sobreprecio de la planta “chatarra” de Agronitrogenados.

El apoderado legal de Pemex informó que el Consejo de Administración de la empresa, en su calidad de víctima, aceptó la oferta para reparar el daño

Ancira ofreció desde el 26 de enero un total de 200 millones de dólares para finiquitar su problema legal, suma que equivaldría al sobreprecio que Pemex supuestamente habría pagado a AHMSA por la planta.

Pero a la medianoche el Juez de Control, Artemio Zúñiga Mendoza, del Centro de Justicia Penal del Reclusorio Norte, lo vinculó a proceso por el delito de lavado, derivado de un supuesto soborno de 3.5 millones de dólares a Emilio Lozoya para que Pemex le comprara a AHMSA la planta localizada en el complejo de Pajaritos, en Veracruz.

La defensa de Ancira pidió la libertad provisional pero el juez Zúñiga no había emitido su veredicto.