Una iniciativa para que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) sea el que regule la actividad de las redes sociales en México, fue presentada por el coordinador de Morena en el Senado, Ricardo Monreal.

Monreal plantea que el IFT sea el que garantice el ejercicio de la libertad de expresión en el ciberespacio y establezca límites claros a los propietarios de esas aplicaciones en cuanto a la suspensión y eliminación de cuentas.

Monreal difundió su propuesta de iniciativa para que ciudadanos, académicos, expertos y usuarios de las redes sociales opinen y la enriquezcan antes de que la presente en el Senado en tres semanas.

El también presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) afirmó que el Senado no pretende ser autoritario e incidir discrecionalmente en las decisiones internas de los propietarios de redes sociales respecto a todos los criterios que establece en sus términos y condiciones del servicio, especialmente los aspectos comerciales, pero tampoco debe permanecer indiferente ante las posibles vulneraciones a la libertad de expresión.

La iniciativa establece la definición de redes sociales relevantes como aquellas que cuentan con un millón o más de suscriptores, por lo cual son capaces de generar un impacto mayor en procesos de comunicación social y en la esfera jurídica de los ciudadanos.

En el capítulo de multas, propuso sanciones que van desde una mínima hasta 89 millones 620 mil pesos a las redes que cancelen cuentas y eliminen contenidos de usuarios.

En el artículo 175 bis, propuesto por el morenista, indica que las personas físicas y morales que se consideren redes sociales relevantes requerirán autorización del instituto para prestar el servicio, por lo que será el órgano el que establezca los requisitos por medio de lineamientos de carácter general.

El proyecto es una reforma a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, en la que plantea reformar tres artículos y agregar dos capítulos, uno con siete artículos y otro con uno solo que incluye sanciones.