Los integrantes del Cabildo de Puebla aprobaron la licencia de la morenista Marta Ornelas Guerrero, por más de 30 días y una investigación en Contraloría por ocupar la Secretaría de Turismo del estado aún siendo regidora.

La licencia fue votada por unanimidad en una sesión extraordinaria junto con una reserva con 12 votos a favor para que se investigue su llegada al gabinete de Miguel Barbosa, además de que la Comisión de Vigilancia revise las posibles violaciones en las que incurrió por dejar un cargo de elección popular.

La reserva fue planteada por la regidora Ana Laura Martínez Escobar, quien le deseó éxito en su nueva encomienda, pero aclaró que no acató el procedimiento y dejó sólo “un aviso”.

La solicitud de separación de Marta Ornelas Guerrero se da 8 días después de su nombramiento como Secretaria de Turismo en el gobierno estatal; en su lugar tomó protesta Tania Guerrero López como nueva regidora.

Tania Guerrero se identifica con la corriente del diputado Gabriel Biestro Medinilla, presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso del estado, por lo que se espera que se mantenga con el G5.

Asimismo, el Cabildo aprobó la licencia por tiempo indefinido de Jorge Iván Camacho Mendoza, luego de su registro como aspirante a la candidatura para el distrito 6 de Puebla con Morena. En su lugar, tomó protesta Jorge Blas Manuel Ramos Hernández.

Aprueban instalación de terrazas en sitios turísticos

En otro tema, el Ayuntamiento de Puebla aprobó, con 14 votos a favor, la instalación de terrazas móviles en espacios públicos, que consistirá en la colocación de mesas hasta con cuatro sillas para el consumo de alimentos, atendiendo los nuevos lineamientos con la nueva normalidad por Covid-19.

Los espacios son para aquellos establecimientos comerciales dedicados a la venta de alimentos ubicados “en calles turísticas y con vocación gastronómica” de la ciudad.

El debate duró una hora y entre las cosas irregulares que denunciaron los regidores que se abstuvieron en la votación está el que el programa no tiene –dijeron-  planeación ni periodicidad.

Edson Cortés lamentó que el gobierno municipal instalara estos espacios –aun sin aprobarse– sin que se diera a conocer las reglas de operación.

La  panista, Augusta Díaz de Rivera señaló que la falta de un reglamento puede generar un nuevo problema en la regulación de la actividad comercial y cuestionó la falta de preparación de sus compañeros para presentar una iniciativa.

“No queremos que la ciudad parezca un mercado ambulante, que en lugar del establecido se beneficie a la informalidad”, agregó la priísta Silvia Tanús Osorio.

Claudia Rivera señaló que este tema es parte de su administración para recuperar la economía y lamentó que sus compañeros regidores, en meses pasados, no presentaran una propuesta para detonarla.