Hace 14 años Lydia Cacho fue detenida por difamación y calumnias, tras la publicación del libro “Los Demonios del Edén”; este miércoles 3 de febrero fue aprehendido el exgobernador priista de Puebla, Mario Marín Torres, uno de los personajes que se confabularon en contra de la periodista.

La periodista denunció la existencia de una red de pederastia encabezada por el empresario Jean Succar Kuri, en la que participó también el empresario Kamel Nacif Borge.

Hasta ayer solo estaban detenidos el empresario Jean Succar Kuri; el ex comandante de la Policía Ministerial en Puebla, José Montaño Quiroz, y el ex agente ministerial Alejandro Rocha.

Además, una orden de aprehensión en contra de Mario Marín y Kamel Nacif, y una disculpa pública por parte del gobierno federal en 2017.

Kamel Nacif Borge cuenta con orden de aprehensión desde 2019 por el delito de tortura en agravio de la periodista, en complicidad con el ex gobernador de Puebla, Mario Marín.

El subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro Encinas, en la Secretaría de Gobernación (Segob) se disculpó públicamente con Lydia Cacho en enero de 2019 por la violación a sus derechos humanos, pero los principales responsables de la tortura seguían prófugos.

El 16 de diciembre del 2005, Lydia Cacho fue detenida por los delitos de difamación y calumnias, en Quintana Roo, y llevada a Puebla vía terrestre.

En el trayecto fue torturada psicológicamente por los policías, que amenazaban con abusar sexualmente de ella.

Ya en Puebla la encerraron y le tomaron fotos desnuda, y tras pagar una fianza de 70 mil pesos fue puesta en libertad.

El 14 de febrero de 2006 se hicieron públicas llamadas telefónicas entre Kamel Nacif y Mario Marín que comprobaban la confabulación para la detención de Lydia Cacho.

El empresario le decía a Marín “mi góber, tú eres el héroe de esta película, papá” y que para agradecerle le iba a enviar “una botella bellísima de buen coñac”. 

El caso fue llevado ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, pero los ministros concluyeron que no existió una violación grave a sus garantías individuales. Cacho contrademandó por tortura.

Las detenciones

Jean Succar Kuri fue detenido en Arizona, EU, y extraditado a México en 2006 y fue encarcelado primero en Cancún y luego en el penal de máxima seguridad del Altiplano.

En 2014 fue detenido el ex comandante de la Policía Ministerial, José Montaño Quiroz, por tortura y sentenciado a 5 años de cárcel tres años después.

Alejandro Rocha fue aprehendido en diciembre de 2018 y en noviembre de 2019 le siguió la agente María Irene “N”.

En septiembre de 2020 Lydia Cacho aseguró que Mario Marín era protegido por un “grupo criminal” y que las autoridades no lo habían podido detener porque cada vez que se le acercan, se mueve en Puebla, ante señalamientos de que dos jueces federales poblanos liberaron las cuentas congeladas del exgobernador y del empresario Kamel Nacif Borge.

El ex gobernador, Mario Marín Torres y el ex jefe de la Policía Judicial, Adolfo Karam Beltrán, se mantenían prófugos hasta este miércoles 3 de enero que fue detenido el exgobernador priista en Guerrero.