El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, dijo este viernes que habrá restricciones más estrictas para los viajeros en respuesta a las nuevas variantes de coronavirus, que probablemente sean más contagiosas.

En las medidas está incluida la obligatoriedad de que los viajeros se pongan en cuarentena en un hotel, por su cuenta, cuando lleguen a Canadá, así como suspender el servicio aéreo a México y todos los destinos del Caribe hasta el 30 de abril.

Trudeau afirmó que además de la prueba previa al embarque que Canadá ya requiere, introducirá pruebas de PCR obligatorias en el aeropuerto para las personas que regresen al país.

“Los viajeros tendrán que esperar hasta tres días en un hotel aprobado para recibir los resultados de las pruebas, a su propio costo, que sería de más de 2000 dólares”, dijo Trudeau.

Aquellos con resultados negativos en las pruebas podrán ser puestos en cuarentena en casa bajo vigilancia y aplicación significativamente mayores.

El primer ministro canadiense dijo que aquellos con pruebas positivas deberán ponerse en cuarentena inmediatamente en instalaciones gubernamentales para asegurarse de que no porten variantes de especial preocupación.

Trudeau también dijo que el gobierno y las principales aerolíneas de Canadá acordaron suspender el servicio a destinos soleados: Air Canada, WestJet, Sunwing y Air Transat cancelarán servicio a todos los destinos del Caribe y México a partir del domingo y hasta el 30 de abril.

“Harán arreglos con sus clientes que se encuentran actualmente de viaje en estas regiones para organizar sus vuelos de regreso”, dijo Trudeau.

El gobierno de México informó este viernes que hace votos para que Canadá retire lo más pronto posible la suspensión de vuelos hacia México a fin de evitar una crisis económica profunda en la región de América del Norte