El FC Barcelona remontó un 1-2 ante el Rayo Vallecano en el Estadio de Vallecas, sellando su pase a cuartos de final de la Copa del Rey, un buen partido azulgrana que se complicó debido a la falta de puntería y el tanto local de Fran García, al cual supieron responder más tarde Messi y De Jong.

Los hombres de Ronald Koeman lograron alejarse un paso más de la mala imagen que atrajeron y salieron victoriosos en una ronda más en busca del título copero. Messi volvió al once tras su sanción por la Superopca, pero el futbolista De Jong lo opacó. El holandés, que crece y con él su equipo, estuvo en ambos goles y demostró físico y calidad para tirar del Barça.

Una mala puntería pudo haber complicado la visita a Vallecas a un Barça que sin mucho brillo concretó buenas ocasiones en el primer tiempo. El Rayo logró ser fiable y se dejó huecos ante un buen despliegue de MessiDe JongRiqui y Busquets. El centro del campo fue el centro de reunión de ambos equipos y el Barça tuvo además a Trincao por banda derecha con ganas de triunfar.

Los de Iraola esquivaron el gol y demostraron mucho más pegada que su prestigioso rival, llevando su momento al tanto de Fran García, jugador cedido por el Real Madrid. El Rayo se hizo presente, pero también obligó más al Barça, con el triple cambio y entrada de DembéléPedri y Alba. Aun emparejando las acciones, el Rayo falló de nuevo a su espalda, en el pase en largo de De Jong.

Griezmann hizo el esfuerzo para asistir a Messi, que empató a placer (1-1). El Rayo siguió fiel a su intención y 10 minutos después volvió a apretar por un balón a la espalda, esta vez con Alba mejorando a Junior y su pase de gol a un De Jong muy rematador. Aunque Messi pudo sentenciar, cumplió el Barça ante un Rayo que se centra ya en su intento de volver a Primera.

Foto: