Consejeros de Morena en Puebla admitieron que el gobernador Miguel Barbosa Huerta y el diputado local Gabriel Biestro Medinilla apoyaron la designación de Mario Bracamonte González como dirigente estatal del partido.

En rueda de prensa reconocieron este martes que ambos son parte del "movimiento" que impulsa al exdelegado nacional recientemente destituido por la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia (CNHJ).

Julián de Jesús Pérez Tapia, presidente de la sesión del domingo donde se aprobó el nombramiento, señaló que el mandatario y el legislador tienen derecho a participar en el partido porque son miembros activos, igual que otros servidores públicos que estuvieron en la sesión.

Ante el involucramiento de Barbosa Huerta, Biestro Medinilla u otros funcionarios, subrayó que su participación en el movimiento "no significa que alguien se apropie del partido".

Por el contrario, argumentó que su intención es "evitar" que alguien se apropie del partido, pues reprochó que la militancia ha sido excluida por el dirigente estatal Édgar Garmendia de los Santos y el presidente del Consejo Estatal, Saúl Papaqui Hernández.

De ahí que describió a la sesión del domingo como un acto plural, en el que consejeros de diversos grupos políticos se unieron para "alzar la voz".

Evadió explicar por qué la sesión se hizo de manera presencial a pesar de la ola de contagios de Covid-19, pero defendió su validez y la designación de Bracamonte González.

Solo justificó que el evento fue en día inhábil y en horario no laboral, de ahí que la asistencia de servidores públicos no fue irregular.

Defiende elección de Bracamonte

Pérez Tapia sostuvo que es válido y legítimo el nombramiento de Bracamonte González como delegado en funciones de presidente estatal, pero no precisó el fundamento legal.

Solo citó que el artículo 14 de los estatutos permite al Consejo Estatal "tomar decisiones" sobre la conducción del partido, pero no mencionó algún artículo que faculte a consejeros a nombrar delegados.

Aún así rechazó que sea facultad exclusiva del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), como afirma Garmendia de los Santos, pues insistió que los consejeros estatales pueden hacerlo.

Niegan desfalco de Bracamonte

Pérez Tapia negó que Bracamonte González haya incurrido en anomalías en el uso de recursos o tenga en su poder camionetas y equipo de cómputo del partido, como acusó el lunes la dirigencia de Garmendia de los Santos.

Incluso rechazó que la CNHJ lo haya destituido o se encuentren suspendidos sus derechos políticos o partidistas.

Sin precisar la fecha anticipó que habrá otra sesión de consejeros donde exigirán a Garmendia de los Santos reconocer al delegado y subordinarse a él.

En la rueda de prensa también participaron los consejeros Rigoberto Ramos Bautista; José Aparicio Aranda; Araceli Bautista Gutiérrez, entre otros, pero no intervinieron con declaraciones.