La Asociación “Comerciantes Unidos por Huauchinango", realizó una segunda campaña peculiar por las principales calles del pueblo mágico de Huauchinango para concientizar sobre el uso del cubrebocas y evitar así la propagación del coronavirus Sars-Cov2, que ha provocado cientos de contagios, muertes y el cierre de sus negocios.

En esta ocasión, los comerciantes organizaron un cortejo fúnebre con todo y ataúd, que 4 de sus integrantes cargaron durante un recorrido por las calles del centro de Huauchinango, mientras otros mostraban pancartas con mensajes alusivos a las medidas preventivas, además, a los transeúntes sin cubrebocas, los comerciantes les regalaban un clavel blanco, mientras les recomendaban protegerse y proteger a sus familias contra el COVID-19.

Durante el recorrido del cortejo, un hombre hacía sonar, con una madera, una lámina galvanizada, lo que llamaba la atención de la gente que caminaba por el centro del pueblo mágico.

Al finalizar su recorrido, los comerciantes pidieron guardar un minuto de silencio, para honrar a quienes han fallecido a causa del COVID-19.

Algunos de los integrantes comentaron de manera extraoficial a los medios de comunicación que este tipo de campañas las han realizado primero para generar conciencia en la gente, pero también porque si la estrategia funciona y los contagios y muertes disminuyen, ellos podrán trabajar de manera regular, luego de 9 meses de embates ante la crisis económica que se ha generado por la pandemia.

Actualmente Huauchinango es uno de los municipios que ha registrado un alto índice de mortalidad a causa del coronavirus Sars-Cov2.