Mientras la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde Luján, dijo que el aumento de 15% al salario mínimo aumenta la capacidad de consumo y dinamiza el mercado internoCarlos Salazar, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), dijo que causará presiones inflacionarias y aumento de la informalidad

Alcalde Luján, titular de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS) aseveró que no se ha tenido un impacto inflacionario, luego del aumento al salario mínimo en México. Además, dijo que se trata de un incremento fundamental para no dañar la economía nacional.

La funcionaria sostuvo que lejos de dañar la economía, el aumento del 15 por ciento propicia el poder adquisitivo, aumenta la capacidad de consumo y dinamita el mercado interno, según declaraciones a Milenio TV.

Por su parte, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar, sostuvo que el  incremento de 15% al salario mínimo general y a todas las actividades que se incluyen en la lista de profesiones de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami) puede generar presiones, tanto a la inflación como incrementar los niveles de informalidad, dijo

Señaló que para el sector privado, el incremento “parejo” de 15% al salario mínimo y para todos los salarios que se consideran como actividades profesionales “nos parece que es una decisión inadecuada”, que no considera la variable de la “realidad” que se vive como el seguir en medio de una crisis económica.

Explicó que si aumenta el salario, pero no la capacidad productiva de un país, los precios tienden a subir y eso afecta el poder adquisitivo de las familias y aumentará el índice inflacionario que tanto cuida el Banco de México.

Además, la negociación de los contratos colectivos, que se realizan a principios de año, también se presionará porque pedirán el 15% y habrá empresas pequeñas que no podrán pagar esto y pasarán a la informalidad, según una información del diario El Universal.