Varios ayuntamientos de la Sierra Norte resintieron los estragos por la pandemia del coronavirus Sars-Cov2, incluso entre los alcaldes y funcionarios municipales que también resultaron infectados y algunos, lamentablemente perdieron la vida.

 

Aunque no hay cifras o reportes oficiales del número total de casos por ayuntamiento, según los datos que este medio pudo recopilar, Huauchinango fue el municipio donde más funcionarios públicos fallecieron a causa de la pandemia y también donde se han registrado más casos de transmisión del virus.

En el periodo que trascurre desde el inicio del aislamiento voluntario, hasta la nueva normalidad que se vive, 3 regidores del gobierno municipal de Huauchinango perdieron la vida; Pedro Morales Suárez, regidor de obras públicas, Jesús Lechuga Medina, regidor de seguridad pública, quien aunque no murió a causa del COVID, su deceso se originó en el periodo de pandemia y finalmente el caso de Santos Manuel Marroquín, quien resultó contagiado meses atrás, superó la enfermedad, pero falleció por complicaciones debido a inmunosupresión posterior a la infección.

Por otro lado, trascendió el contagio y deceso de una custodia adscrita al Centro de Reinserción Social, así como del al menos 3 de sus compañeros, situación que se manejó en total hermetismo y opacidad por parte del ayuntamiento que preside Gustavo Vargas.

También de manera extra oficial se supo del contagio de, regidora de educación y de Elvia Maldonado Infante, regidora de ecología.

Así mismo se dio a conocer el caso de la síndico municipal, Marilyn Ortiz, de Froilán Hernández subdirector de deporte, e incluso del propio alcalde Gustavo Vargas Cabrera, cuyo caso se manejó en hermetismo total.

Mientras tanto en otros puntos de la región se dieron a conocer los contagios de los presidentes municipales de Juan Galindo y Naupan, Carlo Garrido Torres y Valerio Escorcia, respectivamente, así como del alcalde de Pantepec, Porfirio Castro Mateos, todos ellos con evolución satisfactoria.

En el caso del municipio de Venustiano Carranza, el presidente municipal suplente Héctor Carrasco y el tesorero municipal Lorenzo Arenas, perdieron la batalla contra el COVID-19 y se sumaron a la lista de funcionarios fallecidos por este mal.