Miembros del canal de youtube Acuario MX, realizaron una visita al Xtremo parque con la intención de realizar un reportaje sobre el Brilla Fest, atracción decembrina en Atlixco, pero se encontraron con elevados costos para el ingreso por lo que desistieron de entrar.

Esta atracción que se encuentra ubicada en la junta auxiliar de la Trinidad Tepango abre sus puertas después de las 18 horas, algo que los youtubers consideraron no adecuado para la gente que viaja de lejos para poder disfrutar de esta atracción turística.

“Aún para los poblanos es caro pagar solo por entrar 88 pesos, pero además si quiere ver el desfile el costo es de 300 o hasta 600 pesos si quieres cata de vinos, pese a que habían dicho que lo más económico costaría 50 pesos”, comentó uno de los integrantes de este canal que realizan jóvenes poblanos.

Relató que debido a los costos y a que era muy temprano para el inicio de las actividades, decidieron solo rodear el parque y lo que pudieron observar desde fuera parece algo muy pequeño que no valía esos costos.

“Más que nada porque la situación económica de los poblanos está un poco peor por lo de la pandemia y el turismo de temporada decembrina no va a estar tan alto, entonces los empresarios de BrillaFest si van a depender mucho de los poblanos”, indicó.

Cabe recordar que BrillaFest el evento alterno que un grupo de empresarios atlixquenses encabezado por el director de Blachere México, Ricardo Camacho que se montó en el aeródromo de la Trinidad Tepango es un negocio particular que retoma los pabellones de Nickolaus, el de comida internacional y Lumina en un solo espacio.

Estas áreas que desde hace al menos cuatro ediciones se montaban en puntos específicos durante la ruta peatonal de Villa Iluminada en el centro de Atlixco, son creación desde su origen de este grupo empresarial.

Fue hace dos años que nació “El gran desfile de Nikolaus”, como plato fuerte en el centro de convenciones de Atlixco y el año pasado “Lumina” en la zona de la ex unidad deportiva de la Revolución. Pero son sectores que siempre han sido privados, antes de ellos el intento fueron los “Faroles Chinos”, donde también se pagaba por entrar a esa exhibición.

Brilla Fest, que se inauguró el viernes pasado y que tan solo el sábado tuvo la visita a lo largo de la tarde-noche de más de 5 mil gentes, es un resumen de la Villa Iluminada que año con año atraía a más de un medio millón de persona para disfrutar de la iluminación en más de un kilómetro de recorrido y que esté 2020 por la pandemia se redujo a adornos luminosos en los principales puntos de la ciudad, sin ambulantaje y sin cierre de calles.