A pesar de calificar como positiva la décima edición del Buen Fin debido a la alta afluencia de gente en las calles, las ventas en el comercio loca van abajo de lo esperado y apenas han llegado a 35 por ciento de lo presupuestado, por lo que no se llegará a la meta de casi 6 mil millones de pesos.

Así lo indicó el presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismos(Canaco Servytur) en Puebla, Marco Antonio Prósperi Calderón, quien en entrevista con e-consulta explicó que el programa era un reto debido al contexto atípico por la pandemia.

Detalló que muchos establecimientos aprovecharán hasta el 22 de noviembre para extender sus promociones y habrá que esperar para ver cómo sigue el movimiento en estos últimos tres días, aunque ve difícil que se pueda llegar a la meta de 5 mil 900 millones de pesos, del año anterior.

Recordó que el pasado fin de semana se esperaba que fuera el de mayor repunte en las ventas, pero en comparación con los primeros días, la venta sólo aumentó un 35 por ciento. Se esperaba que al ser quincena y juntarse con el día feriado la gente iba a salir a comprar, y aunque se observó mucho movimiento, las compras que se hicieron fueron moderadas.

“Dar cifras es muy complicado. No sabremos si lograremos alcanzar la derrama económica debido a que la economía sigue muy deprimida, pero podría decir que las ventas repuntan entre 30 y 35 por ciento. Tal vez algunos giros más y otros no tanto, pero se nota cómo el Buen Fin ya es parte de la cultura comercial de los mexicanos y hay movilidad en tiendas departamentales, ropa y Centro Histórico” expuso.

Llantas y refacciones, lo más vendido

Según el registro de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de Puebla (CANACOPE) los giros comerciales que reportaron más ganancias durante el Buen Fin fueron la venta de llantas, refacciones y servicio para automóviles, con 30%, seguida por los artículos de belleza (25%), artículos para el hogar (12%), productos de limpieza 10% y ropa y calzado (5%).

La Canacope también registró como factor la presencia del comercio informal y señaló que 25% de los establecimientos observó la presencia de ambulantes durante el Buen Fin, lo que afectó casi 30% su dinámica de venta.

El descuento sobre precio fue la promoción más común entre los pequeños comercios (81.3%), seguido de los meses sin intereses, multipack y regalo por compra (25% respectivamente).

El pago en efectivo fue utilizado por 75% de los consumidores, 18.8% optó por la tarjeta bancaria (crédito o débito) y 6.3% prefirió las transferencias. El gasto promedio por ticket osciló entre 100 y 500 pesos, en función del tipo de producto / servicio adquirido