Los integrantes de la Selección Mexicana fueron sometidos a pruebas de Covid-19 para descartar posibles contagios, pues el pasado sábado se midieron a una escuadra coreana que arrojó varios enfermos por el virus antes del partido amistoso. De momento, todos arrojaron resultado negativo.

Uno de los responsables de la delegación mexicana reveló al portal digital de ESPN que esperaban tener saldo blanco en el Tricolor en los resultados que recibieron esta noche, pues los cuidados con el plantel y el cuerpo técnico han sido extremos.

De acuerdo con las indicaciones que les dieron antes de abordar el autobús, los jugadores se retiraron el uniforme y se pusieron ropa limpia, para luego poder subir. Al llegar al hotel (Hilton Garden Inn Vienna South), los jugadores del combinado mexicano pudieron comer, aunque cada uno en su habitaciones para disponerse a dormir.

Este domingo, los jugadores trabajaron en espacios reducidos, mientras que los que participaron contra Corea del Sur tuvieron trabajo recreativo.

Cabe señalar que todo el hotel fue puesto a disposición del conjunto mexicano, por lo que cada uno de sus integrantes tiene disponible su propia habitación, buscando así prevenir un posible contagio.

El próximo martes, los dirigidos por Gerardo Martino se enfrentarán a Japón (que viene de vencer a Panamá), en lo que será su último encuentro de 2020. Antes de su compromiso todo la delegación azteca tendrá nuevas pruebas de Covid-19.

Foto: Twitter / @miseleccionmx