La iniciativa de reforma a la ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), que ya fue aprobada en la Comisión de Vivienda de la Cámara de Diputados, incluye la opción para los derechohabientes de solicitar un crédito del instituto cuantas veces lo necesiten.

También prevé que los créditos puedan usarse para la adquisición de suelo, para autoconstrucción, remodelación, reparación y ampliación, refinanciamiento de créditos, más créditos subsecuentes y acceso a créditos para derechohabientes sin relación laboral.

 “Es una reforma que va dirigida hacia la libertad de elección del trabajador sobre cómo usar su dinero, pues puede seguir comprando la casa hecha, como sucede actualmente, pero abre otras posibilidades para incrementar su patrimonio además de que elimina a los intermediarios de todo el proceso constructivo”, indicó Carlos Martínez, director general del organismo.

Martínez dijo que el objetivo de esta reforma es lograr que haya más propietarios de vivienda en el país.

“Se busca satisfacer todas las necesidades que hemos detectado en los trabajadores, no sólo la de adquirir un terreno, sino también ofrecerles la posibilidad de refinanciar una deuda hipotecaria bancaria que tenga condiciones desfavorables así como pagar pasivos de vivienda”, declaró al diario Excelsior.

Consideró que estas alternativas beneficiarán la competencia en el sistema de financiamiento hipotecario. “Al permitir al Infonavit ofrecer más soluciones para los derechohabientes, se generarán productos hipotecarios con costos y condiciones más competitivos, incluso el sistema bancario podría comenzar a financiar terrenos también”.

Además destacó que la reforma dará más tranquilidad a los trabajadores de que recibirán directamente su dinero, y que estarán protegidos de intermediarios nocivos como los coyotes, los desarrolladores abusivos o la publicidad engañosa.

“Es importante que se actualice la Ley del Infonavit, que data de 1972 porque se le han hecho pocos cambios, y quede muy clara la libertad de elección de los trabajadores, porque sigue habiendo publicidad en la que te dicen que si no ejerces tu crédito lo pierdes o que te tocó en tal desarrollo y eso es falso”.

Dijo que hay promotores de desarrollos que acuden a los centros de trabajo sabiendo cuánto dinero tiene ahorrado una persona en el Infonavit  y los engañan diciéndoles que “les toca” comprar vivienda en un determinado lugar.

“El trabajador tiene la libertad de elegir dónde comprar su casa y, si no ejerce su crédito, el ahorro de la cuenta de vivienda se guarda y se le entrega cuando se jubile”.

La reforma, además de garantizar el financiamiento directo con algunas condiciones de ley, ha propuesto no limitar a dos el número de créditos que puede adquirir un trabajador.