El deseo de muchas personas es convertirse en abuelos   y ese anhelo se les cumple pasados los 60 años, otros antes de llegar a los 40 ya son abuelos.

Pero ser abuelo a ¿los 21 años? Algo difícil de creer, ya que a esa  edad se planearía convertirse en madre o estar realizando estudios u otros sueños.

Becca Keeley, una mujer inglesa, conoció al ‘amor de su vida’ cuando ella apenas tenía 16 años y él, Mark Keeley, tenía 51, y tres hijos de una relación anterior.

La pareja se conoció en un concierto de la banda de Mark y se casaron en 2018. Producto de su relación tuvieron a su primera hija un año después de contraer nupcias, a la pequeña le pusieron por nombre Presley.

Becca se convirtió en la madrasta de Aaron, de 27 años, Jake, de 21, Luke, de 16, y Emma, de 13.

La chica no esperaría a los 21 años convertirse en abuela “política”, ya que con el nacimiento de la pequeña Millie, quien nació antes que la hija de la pareja.

“Me hice abuela, política, antes de cumplir los 21, y Presley ya era tía, desde antes de nacer”, contó la chica a un medio británico.

Keeley toma con humor el título de ‘la abuela más joven’, ya que dice sentirse bien con su nueva vida, aunque tuvieron que pasar por un camino difícil para poder estar juntos.

“Mucha gente pensó que estaba mal. Le dije que buscara a alguien de su edad, pero nos hicimos tan felices que decidimos intentarlo juntos”, expresó el esposo de la joven.

El hombre llegó a pensar que esta relación no funcionaría, pero fue ella quien lo convenció de seguir adelante.

“La diferencia de edad nunca me molestó, porque soy muy feliz con él, y las cosas funcionan muy bien entre nosotros. Sé de lo mucho que se preocupa por mí y el gran amor que me tiene”, relató Becca.

Para ella el enfrentar a sus padres fue todo un reto, ya que dejaron de tener comunicación con ella al enterarse de que se casaría con un hombre 35 años mayor que ella. Pero después de un tiempo volvieron a reunirse.