El 94.6 por ciento de los delitos denunciados en Puebla quedan impunes, de acuerdo con los resultados del informe “Hallazgos 2019” de la organización México Evalúa, que mide la operación del Sistema de Justicia Penal en el país.

De acuerdo con el reporte, la entidad se encuentra entre los estados que menos recursos destina a dependencias encargadas de garantizar la seguridad de los ciudadanos, así como de impartir justicia, además de tener escasas agencias del Ministerio Público y poco personal para atender las denuncias. 

A nivel nacional, la agrupación observó un rezago en la consolidación del sistema de justicia penal en 2019, pues ninguna de las entidades federativas logró alcanzar el estándar mínimo de 900 puntos en la evaluación.

Querétaro fue la entidad con mayor avance, seguida de Baja California, Chihuahua y Nuevo León. Mientras que las entidades peor evaluadas fueron Guerrero, Nayarit, Veracruz y Quintana Roo.

Ubican un alto grado de impunidad

De acuerdo con los resultados, que se elaboraron con base en el Modelo de Evaluación y Seguimiento del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), por cada 100 delitos que se denuncian en Puebla, quedan impunes 94.6. 

La cifra fue superada por otros 15 estados: Hidalgo (94.7%), Colima (94.7%), Campeche (94.7%), Coahuila (95), Aguascalientes (96%), Jalisco (96.2%), Morelos (96.3%), Tamaulipas (96.4%), México (96.7%), Quintana Roo (96.9%), Chihuahua (97.3%), Ciudad de México (97.7%), San Luis Potosí (97.8%), Guerrero (98.4%), Sinaloa (99%).

En contraparte, los estados con el índice de impunidad más bajo son: Baja California (67.1%), Guanajuato (74%), Yucatán (83.8%) y Querétaro (85.2%).

Índice de confianza

La cifra negra de delitos en el país, es decir los casos que no son denunciados, supera el 90 por ciento, en gran medida por la falta de confianza de los ciudadanos en las autoridades, según se indica en el informe.

Puebla tiene el quinto peor índice de confianza, con un -11 por ciento que solo fue superado por Guerrero (-11.9), Morelos (-16.2), México (-21.6) y la Ciudad de México (-27.8).

Escasa vinculación a proceso

En cuanto a las carpetas de investigación que fueron judicializadas, es decir, que el juez encontró elementos suficientes para vincularlas a un proceso judicial, Puebla se encuentra entre los estados con el menor porcentaje, con un 2.9 por ciento del total de delitos denunciados.

En contraste Nayarit, Sonora y Campeche, que tienen el mayor porcentaje de asuntos que sí se vincularon a proceso, alcanzaron 32.4, 16.9 y 14.5.

Adicionalmente, más del 90 por ciento de los casos que se vinculan a proceso en Puebla no se han resuelto, sino que aún siguen en trámite en las mesas de los jueces de control.

Sobre las causas penales iniciadas, es decir, la judicialización de las investigaciones, se indica que en la mitad de los casos en el estado estos procedimientos se realizan sin detenidos, además el 24.4 por ciento de las aprehensiones son calificadas como ilegales, que es la novena cifra más alta en el país.

Según el informe, el 80 por ciento de los casos que atiende el Poder Judicial se resuelven con métodos distintos a acuerdos reparatorios, suspensión condicional del proceso, procedimiento abreviado, perdón del ofendido, apertura de juicio oral, sobreseimiento, desistimiento y prescripción.

De los asuntos pendientes por resolver, el informe indica que el estado alcanza 49 por ciento, es decir, un promedio de uno de cada dos. La cifra es la novena más alta después de la que registraron Oaxaca (54.3), Tamaulipas (59.1), Campeche (64.1), Yucatán (67.8), Tlaxcala (69.3), Hidalgo (69.5), Veracruz (71.3) y Guanajuato (86.7).

Escasas sentencias

Durante 2019, del total de los asuntos en trámite o activos se emitieron sentencias en el 13.2 por ciento de los casos en el país, pero en Puebla solo se contabiliza una sentencia en ese año.

Los estados con más sentencias emitidas son: Colima (30), México (23), Durango (18), Yucatán (14) y Quintana Roo (12).

Puebla, con menos recursos para seguridad y justicia

La agrupación expone que los gobiernos estatales distribuyen el presupuesto entre áreas encargadas de impartir justicia o de brindar seguridad pública sin tomar en cuenta sus necesidades o sus cargas de trabajo.

En el caso de Puebla, se indica que por cada peso que recibe la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) la Fiscalía General del Estado (FGE) percibe 41 centavos, mientras que en Chihuahua la proporción es de 4.84 pesos.

A su vez, la Defensoría recibe apenas 0.04 pesos y la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas 0.08 pesos.

La organización hizo un ejercicio para determinar la cantidad de recursos por cada 100 mil habitantes que reciben las áreas encargadas de la justicia o seguridad, y Puebla se encuentra entre las partidas más bajas.

En el caso de la SSP, el presupuesto asciende a 37.8 millones de pesos, mientras que en Chiapas es de 108.9 millones de pesos.

Por su parte, la FGE recibe 17.5 millones de pesos, cifra que contrasta con los 131.5 millones de pesos de la dependencia homóloga en Chihuahua, con 131.5 millones de pesos.

La Defensoría cuenta apenas con 539 mil 177 pesos, mientras que en Guanajuato se alcanzan siete millones de pesos.

Finalmente, el Poder Judicial en Puebla cuenta con 10.9 millones de pesos, cantidad que contrasta con los 71.7 millones con los que se cuentan en la capital del país.

Los presupuestos en el estado se encuentran por debajo del promedio nacional, pese a que Puebla se encuentra entre los que tienen mayor tasa de personas que son víctimas de un delito.

Puebla, con pocas agencias del Ministerio Público

La entidad es tercera en el país con menos agencias del Ministerio Público (MP) por cada 100 mil personas, al alcanzar una proporción de 1.05. Posteriormente destacan la capital del país y el Estado de México, en el penúltimo y último lugar, con 0.98 y 0.43.

Baja California Sur, Aguascalientes y Colima, son los estados con el mayor número de agencias del MP, con 12.32, 10.32 y 9.2 por la misma proporción de personas.

En cuanto a personal, en el estado hay apenas 1.05 peritos por cada 100 mil habitantes, mientras que Baja California Sur tiene 39.15, que es la cifra más alta.

En la entidad poblana también hay 1.05 jueces por la misma cantidad de personas, cifra que contrasta con Campeche, que llega a 10.23 y es el indicador más alto.