Erika Buenfil  reveló que vivió momentos de angustia luego de que su casa se inundara y no tuviera quién la ayudara a solucionar este problema.

A pesar de que ahora goza de fama en redes sociales, la actriz contó que no recurrió a ese medio para pedir ayuda porque su hijo se lo impidió.

“Se acuerdan de las inundaciones, yo me inundé, nada más no dije nada, se me inundó el sótano horrible, me llegaba el agua hasta las rodillas, fue un show…. me tocó las inundaciones, quise hacer un en vivo en ese momento para solicitar ayuda porque ni los bomberos podían entrar, porque la calle estaba como un río, pero mi hijo no me permitió por la cuestión de la ubicación y porque… ‘¡mamá, se va a hacer un rollo!’, pero yo así aguada y toda jod*** como andaba ya quería hacer un en vivo de ¡ayuda!, pero mi hijo no me dejó”, contó.

Acto seguido, la artista reveló que fue gracias al apoyo de Fernanda Familiar y otros amigos que pudo solucionar su problema, pero hasta la fecha no ha podido arreglar los inconvenientes que le ocasionó este incidente.

“El agua se fue yendo sola… Lloré mucho, fue doloroso, se perdieron cosas, pero lo material se recupera y los coches se salvaron, hubo gente que sí perdieron sus coches, pero nosotros estamos bien, nada más hay que remodelar, pero hay que esperar que pase la pandemia”.

Por otra parte, la actriz también aseguró que es muy abierta para hablar de cualquier tema con su primogénito, y al ser cuestionada sobre si será de las mamás que le pone el condón a sus hijos en la cartera, Buenfil dijo: “Soy de las mamás que se los va a comprar por cajas, mejor… en lugar de ponte el suéter, ya sabes… el suéter como quiera, de una gripa nos salvamos, pero de lo otro no”.