El gobernador Miguel Barbosa Huerta rescindirá los contratos que existen con las empresas encargadas del cobro y la publicidad estática en las terminales de la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA), ya que acusó la existencia de un “monstruoso” fraude.

Así lo anunció este miércoles, tras confirmar la existencia de fallas en el sistema de recarga de las máquinas de las líneas 1 y 2 del sistema, por lo que se permitió el acceso a los usuarios que no pudieron utilizarlas.

Además se indicó que la empresa a cargo mostró una falta de atención para resolver este problema.

Barbosa Huerta expuso que por ello se rescindirán las relaciones jurídicas con la empresa Conduent Solutions que maneja el cobro de los accesos, ya que además se lleva una comisión del 38 por ciento de los pasajes.

“Vamos a rescindir todas estas relaciones jurídicas con estas empresas que realizaron proyectos en los gobiernos panistas, Conduent Solutions que maneja el cobro de todos los accesos, le asignaron un porcentaje a su favor, el 38 por ciento de su importe, cuando los montos no deben ser arriba del 10 por ciento o un costo fijo. Hubo fraude, hubo un involucramiento por parte de funcionarios del gobierno del estado con quienes firmaron el contrato leonino”, refirió.

Asimismo cuestionó la participación de la empresa 5m2, que controla la publicidad en los paraderos por 30 años y no aporta nada al gobierno.

Indicó que cuando se le ha solicitado un informe de su inversión en las estructuras donde coloca sus anuncios se niega a hacerlo, lo cual advierte un “fraude”.

Expuso que será este jueves cuando el organismo Carreteras de Cuota detalle el estado de RUTA y las obligaciones de pago del gobierno estatal a favor de la empresa concesionaria del sistema, que fue definida en el gobierno de Rafael Moreno Valle.

Además hay concesión para operación de los autobuses 

La Línea 1 del Metrobús, que recorre el tramo Chachapa-Tlaxcalancingo, fue inaugurada en enero de 2013 y la operación de las unidades está a cargo de la empresa CICSA, cuyo director es el empresario Jesús Padilla Zenteno.

La segunda troncal, que va por el corredor de la 11 Norte-Sur, está a cargo de la firma ADO, la cual también opera la línea tres a través de su filial Tapta.

No es la primera vez que el gobierno del estado rescinde el contrato con una empresa que opera para el Metrobús, pues en 2017 la administración estatal finiquitó el contrato con Bus Rapid Transit de Puebla, que realizaba la cobranza en la línea 2.