Un saldo de  dos personas lesionadas, una de ellas un menor de edad, fue el saldo que dejó un aparatoso choque provocado por el conductor de una pipa de gas LP que tras perder el control de la unidad, se impactó con tres vehículos particulares y un microbús del transporte público, en la junta auxiliar de Santa María Xonacatepec.

Los hechos se registraron la mañana de este viernes cuando el conductor de la pipa de gas Tomza, con número económico 068, circulaba sobre la incorporación de la autopista Puebla-Orizaba al Bulevar Xonacatepec, pero al llegar a esta última vialidad no detuvo su marcha.

Por motivos desconocidos, debido a que el conductor de la pipa de gas LP se dio a la fuga, siguió su marcha al llegar al entronque e impactó con un automóvil Chevrolet Beat tipo taxi, posteriormente chocó contra un automóvil i10 de color negro, para después subir al camellón que divide ambos sentidos de la vialidad y estrellarse con el microbús 03 de la ruta 68.


Luego de haber impactado esas tres unidades, la pipa de gas LP terminó por chocar contra un automóvil particular de la marca Renault de color guinda. Este último impacto provocó que una mujer con su hijo salieran proyectados ya que se disponían a descender en ese momento del microbús del transporte público de la ruta 68.

De inmediato los testigos de los hechos dieron aviso al número de emergencias 911 por lo que al lugar arribo personal de Tránsito Municipal de Puebla, así como paramédicos de SUMA y Protección Civil Municipal del Grupo Relámpagos, los cuales atendieron a todos los involucrados.

Al solamente reportarse lesiones en el pie por parte de la mujer que viajaba como pasajera de la ruta 68 y un leve golpe en la cabeza de su hijo, los servicios de emergencia se abocaron a realizar la mitigación de riesgos descartando fuga de gas en el cilindro de la pipa.

Tras realizar las diligencias correspondientes e iniciar con los peritajes, aproximadamente a las 10:30 horas comenzó la remoción de los vehículos por parte de grúas de Tránsito Municipal, para trasladarlo a las instalaciones de la corporación hasta que se llegue a un acuerdo entre las aseguradoras.

La pipa de gas LP que quedó abandonada en el sitio también será resguardada por las autoridades hasta que el legítimo dueño acuda a reclamarla y se haga responsable de los daños ocasionados por el vehículo y su conductor, cuyo paradero hasta el momento se desconoce.