El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta señaló que su administración investiga una posible malversación de mil millones de pesos que la gestión de José Antonio Gali Fayad habría realizado, en supuestos trabajos de dragado fumigación del o Atoyac.

El mandatario aclaró que la indagatoria está en curso y aun no se corrobora que los recursos hayan sido desviados, pero la presunción existe.

En su conferencia de prensa de este martes, indicó que la limpieza del cauce se convirtió en una fuente de corrupción para los gobiernos, pues por años desviaron recursos para acciones que no se realizaron o que no cumplieron su objetivo.

Barbosa aseguró que durante su gobierno se realizarán acciones concretas, como la clausura de fuentes contaminantes, como talleres mecánicos.

Apenas este lunes, el mandatario poblano y el gobernador de Tlaxcala, Marco Antonio Mena Rodríguez, firmaron un acuerdo de colaboración para el saneamiento del cauce Zahuapan-Atoyac.