La presidenta municipal de San Felipe Xochiltepec, Alejandra Celestino Castro, fue víctima de un hecho delictivo junto con otros funcionarios de su administración cuando un comando armado los interceptó, los privó de la libertad y les robó una camioneta que posteriormente fue abandonada en Izúcar de Matamoros.

Con base en reportes extraoficiales se sabe que los hechos ocurrieron este martes cuando los funcionarios viajaban en una camioneta Nissan Frontier NP-300 con placas de circulación de Puebla, sobre la carretera Izúcar de Matamoros-Atlixco.

Fue al llegar a la altura de la comunidad de La Trinidad de Tepango cuando fueron interceptados por un grupo de sujetos armados y encapuchados, los cuales a punta de pistola los obligaron a detener la unidad.

Posteriormente uno de los delincuentes amagó a los tripulantes y tomó el control del vehículo mientras que sus cómplices los seguían desde otra camioneta, siendo así hasta llegar a la comunidad de Santa María Xuchapa, donde los hampones abandonaron a los funcionarios para después darse a la fuga.

Posteriormente los afectados dieron aviso al número de emergencia 911 permitiendo que llegaran a auxiliarlos elementos de la Policía Estatal y Municipal de Izúcar de Matamoros, los cuales confirmaron que ninguno de los agraviados tenía heridas.

Tras narrar lo ocurrido se montó un operativo de búsqueda y se le dio parte a la Fiscalía General del Estado sobre el robo del vehículo, mismo que fue localizado posteriormente en el municipio de Izúcar de Matamoros.

Hasta el momento se desconoce el motivo por el cual los delincuentes habrían dejado abandonada la camioneta si el móvil de este hecho era apoderarse de ella, o si los motivos eran otros, por lo que la investigación sigue en manos de las autoridades ministeriales.