La diputada federal del PRI, Soraya Pérez Munguía, impulsa una iniciativa para que los municipios del país donde el promedio de temperaturas en el verano alcanza los 33 grados centígrados, se les otorgue estímulos fiscales en el pago de energía eléctrica. 

La legisladora tricolor, recordó que en 2019 la Coordinación Nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación declaró emergencia extraordinaria, del 23 al 26 de julio, en 622 municipios de 23 estados de la República: Baja California, Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Chihuahua, Coahuila, Colima, Durango, Guerrero, Jalisco, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Veracruz, Michoacán, Nuevo León, San Luis Potosí, y Yucatán, esto debido a la onda de calor que superó, solamente en dos días, los 45 grados en algunas entidades. 

Es por ello, que planteó, reformar la Ley del Impuesto al Valor Agregado, para que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) facture, mensual o bimestral, los recibos de consumo doméstico con una tasa cero del IVA, en vez del 16 por ciento que aplica actualmente. 

Aseguró que la disminución del impuesto ayudaría a la economía familiar y sería una solución oportuna a los recibos de luz elevados, durante la pandemia del Covid-19, ya que tiene un número exponencial de denuncias por cobros excesivos e injustificados por el consumo de energía eléctrica. 

La iniciativa de la parlamentaria priista, modifica el artículo 2B de la Ley del Impuesto al Valor Agregado, con el objetivo de establecer una facturación o traslado de la Comisión Federal de Electricidad con un tipo reducido del IVA del 0%, en aquellos municipios donde los promedios máximos de temperatura alcancen los 33 grados centígrados durante el verano. 

La medición de las temperaturas se haría con base en los promedios máximos que publique la Comisión Nacional del Agua (Conagua), por conducto del Servicio Meteorológico Nacional, además, el cobro aplicaría a las tarifas de consumo doméstico autorizadas por CFE y únicamente durante los meses de abril a septiembre de cada año. 

Pérez Munguía refrendó: “La energía eléctrica no es un lujo, es una imperiosa necesidad con la que se debe contar para lograr la plena realización del derecho a la vivienda digna y decorosa, además, aplicar un estímulo fiscal de este tipo, representaría al bolsillo de los mexicanos, pagar menos dinero por el servicio”. 

Por ejemplo, dijo, que con la tasa general del 16% del IVA vigente, si un ciudadano de cualquier municipio del país tiene una facturación (bimestral o mensual) por un consumo de energía eléctrica equivalente a 3 mil pesos le será trasladado un IVA por la cantidad de 480 pesos, por lo que deberá cubrir una factura total de 3 mil 480 pesos al momento de realizar su pago.