Un joven poblano murió luego de intoxicarse por beber tequila Rancho Escondido, el cual presuntamente estaba adulterado.

Samuel Sánchez, de 25 años, murió el domingo pasado luego de consumir la bebida alcohólica; su pareja, Marlene Esteves, de 22 años, se encuentra grave en el Hospital General del Sur, en el estado de Puebla.

Según los familiares, el joven ingirió Rancho Escondido, posteriormente sintió dolor abdominal. Falleció horas después.

La madre de su pareja Marlene indicó que la joven comenzó a sentir malestar un día después. Marlene sintió, como su pareja dolor abdominal.

“Se sentía cansada, le faltó la respiración. Ya no pudo caminar. Cuando tomamos la combi pasamos por la clínica de San Salvador El Seco y mejor la metí a urgencias. Ahí me dijo el médico que estaba a punto de un infarto”, dijo la madre.

Luego de tener varios síntomas como convulsiones, carencia de pulso e incluso un paro cardiaco, la joven fue trasladada de inmediato al Hospital General del Sur.

Actualmente la joven está en terapia intensiva y tiene muerte cerebral. Según los médicos, es cuestión de tiempo para que pierda la vida.