La Comisión de Derechos Humanos del Estado (CDH) inició una queja de oficio tras la denuncia de empleadas del Instituto Registral y Catastral (IRCEP) en contra del director Jaime Calderón Vázquez por acoso sexual y laboral.

A través de un comunicado, la Comisión indicó que solicitó a la secretaria de Planeación y Finanzas, María Teresa Castro Corro, medidas cautelares a fin de que el funcionario no tenga contacto con las quejosas.

Además expuso que acompañó a una de las trabajadoras agraviadas a presentar una denuncia penal ante la Fiscalía General del Estado (FGE).

El asunto quedó radicado en el expediente 3700/2020, después de que las empleadas del IRCEP formalizaron la denuncia que ya habían dado a conocer en medios de comunicación en contra de Calderón Vázquez, a quien acusaron de invitarlas a bailar, a fiestas privadas en horarios laborales y de hacer comentarios lascivos en su contra.

Al negarse, les fue cambiada la sede de su trabajo o fueron despedidas.

“Ante tales hechos, se informa que una vez ratificada la queja por las agraviadas, la CDH de Puebla inició las investigaciones correspondientes y para la integración del expediente se solicitó un informe a la autoridad señalada”, indicó la Comisión en su comunicado.

Acusan despidos por no responder a peticiones

De acuerdo con las empleadas, eran removidas de sus puestos de trabajo al no aceptar las peticiones de Calderón Vázquez para salir a lugares privados, como sucedió con dos de ellas en diciembre de 2019 y en febrero pasado.

Destacaron el caso de una compañera a quien Calderón se refería como “loca” y "una pendeja, chismosa", debido a que la invitaba a comer y salir a bailar pero ella nunca accedió.

Otra trabajadora sufrió acoso sexual y hostigamiento laboral, pues el director del IRCEP incluso envió a sus casas al resto de los empleados a fin de quedarse a solas con ella y le hizo comentarios lascivos.

Una mujer más fue removida del área a Atención a Usuarios del Catastro y comisionada a una oficina del interior del estado por su apariencia física, pues Calderón habría hecho comentarios acerca de que le daba “asco”.

Las empleadas habían reportado al funcionario a la Dirección de Atención de Quejas y Denuncias, que se encuentra en la 11 Oriente 2003, de la Ciudad de Puebla, sin embargo dos empleadas fueron removidas porque supuestamente ellas promovieron la denuncia.

Las fiestas privadas

Las inconformes indicaron que el director hacía reuniones privadas en horarios de oficina, a las que invitaba a sus compañeros, pero principalmente a las mujeres.

Indicaron que el 10 de julio, el director del IRCEP realizó una carne asada en las instalaciones del Parque Ecológico, en un horario aproximado de 2:30 a 5:30, y hubo otra el pasado 30 de octubre de 2019, entre cuatro y siete de la tarde.

Refirieron que hubo otra reunión el 30 de octubre del año pasado, en la bodega de la planta alta del IRCEP, sólo para "echar desmadre con él".

El director también hacía reuniones en la sala de juntas de la dependencia, en donde supuestamente cambió el proyector para ver partidos de futbol y películas.