Invitaciones a bailar, comentarios lascivos, acoso y fiestas privadas en horarios laborales, son algunas de las anomalías que empleadas del Instituto Registral y Catastral (IRCEP) acusan del director Jaime Calderón Vázquez y las cuales ya denunciaron ante la Dirección de Atención de Quejas y Denuncias, pero que hasta la fecha no han sido atendidas.

Las afectadas compartieron sus testimonios con e-consulta, como ya lo han hecho con otros medios de comunicación, para que el caso se conozca, sin que hasta ahora haya consecuencias para el director del IRCEP.

e-consulta solicitó una postura sobre esta denuncia al enlace de Comunicación de la Secretaría de Igualdad Sustantiva, Adriana –quien no quiso proporcionar su apellido-, pero la petición no ha sido atendida.

Acusan despidos por no atender peticiones

De acuerdo con los testimonios, empleadas que no han accedido a las peticiones de Calderón Vázquez para salir a lugares privados fueron removidas de sus puestos de trabajo, como sucedió con Liliana y Luz del Carmen, quienes salieron de la dependencia en diciembre de 2019 y en febrero pasado, respectivamente. 

Las inconformes hicieron énfasis en el caso de Luz del Carmen, pues indicaron que Calderón se refería a ella como “loca” y "una pendeja, chismosa", debido a que la invitaba a comer y salir a bailar pero ella nunca accedió. 

No obstante, indicaron que ha habido situaciones similares, como el de Martha que fue removida en febrero de 2020, tras sufrir acoso sexual y hostigamiento laboral, pues aseguraron que hubo ocasiones en las que el director del IRCEP envió a sus casas a los empleados a fin de quedarse a solas con ella, a quien le hizo comentarios lascivos.

Además está una ex empleada quien fue removida del área a Atención a Usuarios del Catastro y comisionada a una oficina del interior del estado, por su apariencia física, pues Calderón habría hecho comentarios acerca de que le daba “asco”.

Las empleadas indicaron que la inconformidad ya se hizo de conocimiento de la Dirección de Atención de Quejas y Denuncias del Instituto, sin embargo en mayo pasado sus compañeras Cinthya y Jacqueline fueron removidas porque supuestamente ellas promovieron la denuncia.

Les pide hacer méritos para recuperar su empleo

En su denuncia, las trabajadoras del IRCEP destacaron el caso de Verónica, quien tras ser removida de su cargo se acercó a Calderón para pedirle una oportunidad, y ya en su oficina el funcionario le habría pedido “hacer méritos” y, que al encontrarse muy estresado por su trabajo, le pidió que lo ayudara a quitarse el estrés.

Las fiestas privadas

Por otra parte, las inconformes indicaron que el director hace reuniones privadas en horarios de oficina, a las que invita a sus compañeros, pero principalmente mujeres.

Indicaron que el 10 de julio el director del IRCEP realizó una carne asada en las instalaciones del Parque Ecológico, en un horario aproximado de 2:30 a 5:30, y hubo otra reunión similar el pasado 30 de octubre de 2019, entre cuatro y siete de la tarde.

Refirieron que hubo otro convivio el 30 de octubre del año pasado en la bodega de la planta alta del IRCEP, sólo para "echar desmadre con él".