La pandemia de coronavirus hizo que el comercio cambiara, ya que crecieron las compras por internet, que se ha vuelto un dolor de cabeza para muchos.

El retraso en la entrega de productos es un problema en la actualidad en el comercio por medio de compras online, otros que no llegan; pero ahora se denuncia un nuevo mal: mandan productos económicos en lugar de iPhones o laptos.

Por medio de redes sociales se denuncia que una persona pidió dos laptops, pero en su lugar recibió dos kilos de sal.

La persona afectada hizo un llamado a quienes compran por internet para que graben cuando abran los productos que reciban y que incluso lo hagan cuando lo entrega el repartidor.

“Quisiera compartir mi mala experiencia, recibí 2 bolsas con sal en vez de dos laptop”, publicó el usuario de Twitter @VanSau82.

Además colocó un enlace a un video donde narró que fue robado, probablemente por una empresa de paquetería en Ciudad Obregón, Sonora.

Según lo que cuenta el afectado, el día jueves 27 de agosto compró dos computadoras a través de la plataforma Mercado Libre, una de ellas en Chiapas y la otra de la Ciudad de México. Las dos le llegaron el día 31 de agosto.

Pero al abrir una caja, se encontró con una bolsa de sal de la marca Mar de Cortés, que al parecer sólo se comercializa en Sonora.

Antes de abrir el segundo paquete, decidió grabarse en el proceso y confirmó su sospecha, sustrajeron la computadora y le pusieron un kilo de sal.

“Una queja-denuncia contra una persona malintencionada de la empresa Fedex con sede en Ciudad Obregón, aclaro mi objetivo no es desprestigiar a la empresa ni a todo el personal porque no todos son así pero desafortunadamente siempre ha de salir alguna persona que no está con la actitud tan deseable”, expresó.

Pese a percatarse de que la caja no pesaba muchos, “No le tome importancia, las metí al domicilio y la primera que abrí fue la que viene de Chiapas”. Además, el afectado se dio cuenta que la caja tenía una fisura y había discrepancia en las cintas del embalaje, había una de color más claro.

“El punto común de ambas es que tienen el mismo tipo de cinta canela y tienen la misma sal, misma presentación, misma marca y a mí se me hace una incongruencia, que si una viene de Tuxtla, Chiapas y otra de la Ciudad de México contengan la misma sal”, comentó.

“A mí me gustaría que esta empresa Fedex trate de hacer una investigación para dar con los responsables y lo sancionen”, pidió el consumidor.