Esta mañana se realizó el cumplimiento de una orden de embargo de mobiliario en la Universidad Cuauhtémoc, como parte de un procedimiento fiscal iniciado a la administración de la institución educativa.

Alrededor de las 9 de la mañana, personal del Servicio de Administración Tributaria (SAT) arribó a las instalaciones ubicadas en la colonia La Paz, para retirar del edificio aproximadamente 200 mesas de trabajo y sillas.

Personal de la administración de la universidad comentó que se trata únicamente de una diligencia ya asignada, pues los bienes sustraídos ya habían sido denominados por el SAT como parte de un embargo al anterior dueño de la universidad, Carlos Briones

Sobresale que esta orden estaba vigente desde abril del 2019, sin embargo, el mismo personal relató que el cambio de sede y dueños de la universidad son ajenos a esta situación, por lo que únicamente colaboraron con el cumplimiento de una orden ya dada.

Además, los trabajadores de la institución comentaron que no se realizó ni se realizará la clausura de ninguna área, y que solamente se retiró lo estipulado en procedimientos anteriores, pues en julio del año pasado hubo un cambio de propietarios.