​El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta evitó responder al señalamiento que su ex colaborador Fernando Manzanilla Prieto hizo acerca de que hay recibos que comprueban que el mandatario hizo uso de la llamada “partida secreta”, y presumió una posible sustracción de documentos oficiales.

En su conferencia de prensa de este miércoles, Barbosa insistió en que Manzanilla debe comparecer ante la Fiscalía General del Estado (FGE) para explicar el gasto que hizo de esa partida presupuestal, y en tono de molestia pidió a los reporteros que ya no le pregunten del tema.

“Yo no le voy a dar respuesta a los conejos. ¿De acuerdo? Que comparezca a la Fiscalía General del Estado porque es un indiciado, que explique en qué gastó los recursos públicos, y no entiendo por qué tiene en su poder recibos que, dicen, son oficiales. ¿Será que se sustrajo esos recibos oficiales y los tiene en su poder? Ese es otro delito, eh. Yo no voy a entrar en debate con él. . .  que comparezca a la fiscalía, y no me vuelvan a hacer esas preguntas, señores, por favor”.  

Esta semana Barbosa acusó a los gobiernos panistas y a la gubernatura interina de desviar recursos del erario poblano a través de una “partida secreta”, señalamiento que incluye a Manzanilla Prieto como ex secretario General de Gobierno, a lo que éste acuso que el morenista también hizo uso de ese presupuesto para la transición con su gobierno.

Continúan las acusaciones

Tras la acusación lanzada por Barbosa el lunes, Manzanilla difundió en su cuenta de Twitter un recibo en el que se indica que David Méndez Márquez, hoy secretario de Gobernación, recibió 1.5 millones de pesos para la realización de un “congreso progresista”, como parte de la transición entre la gubernatura interina y la gestión de Barbosa, a través de la partida 3370 “Servicios de Seguridad y Protección”.

El martes, el gobernador fue interrogado sobre el tema en su conferencia de prensa, pero declinó aclarar si su equipo hizo uso o no de la partida en cuestión y refirió que Manzanilla debe comparecer ante la FGE para aclarar lo que corresponde a su gestión como secretario General de Gobierno durante la gubernatura interina, pues recordó que ya hay una denuncia formal que lo incluye.

En réplica, Manzanilla indicó que quienes deben explicar el uso de los recursos en cuestión, son integrantes del primer círculo de colaboradores de Barbosa, y advirtió que cuenta con recibos de la recepción de recursos que acreditan sus dichos.

Este miércoles, el gobernador fue nuevamente abordado sobre el tema pero tampoco aclaró si su equipo  hizo uso de la “partida secreta”, bajo el argumento de que no debatiría con uno de los miembros de la “banda de los conejos”, como denomina a sus opositores políticos.

En cambio, Barbosa especuló sobre si Manzanilla pudo haber incurrido en el delito de sustracción de documentos oficiales, al mencionar que cuenta con recibos que acreditarían la recepción de dinero por parte de sus colaboradores.