El Poder del Consumidor  hizo una radiografía de Sabritas Adobadas (de 62 gramos), la cual contiene  479 mg de sodio por bolsita, esto representa el 24% del requerimiento total para un adulto y 32% para un niño al día.

Además se informa que cada empaque contiene 18.9 g de grasa, el equivalente a casi 4 cucharadas cafeteras (3.78) de grasa por paquete. La información señala que el producto contiene 32 ingredientes en total, entre ellos glutamato monosódico, colorantes que afectan la conducta de los niños y diferentes tipos de sales.

Según la publicación, Sabritas Adobadas declara 0 gramos (g) de azúcar, esto puede ser por su baja cantidad en el producto. Sin embargo, el condimento sí contiene pequeñas cantidades de azúcar, maltodextrina y dextrosa.

Además, es frecuente que para la manufacturación de productos procesados se utilice una mezcla de azúcar y sal para dar mayor palatabilidad, aunque sean productos salados.

Además, el azúcar es capaz de activar un circuito de recompensa en el cerebro que nos hace sentir mejor, señala la publicación.

El Poder del Consumidor advierte que la industria procesadora de alimentos manipula la integración de ingredientes como el azúcar, sal y grasa, para activar esas sensaciones en el cerebro en un alto agrado. A esta sensación tan “deliciosa y placentera” se le ha denominado el bliss point.

Este término fue creado por el psicofísico Howard Moskowitz para referirse a la optimización del sabor de un producto que genera en el consumidor la “necesidad” de recurrir a él una y otra vez. Cuando se da la combinación adecuada de los tres ingredientes (azúcar, grasa y sal), junto a la textura, la repetición en la compra está asegurada.

Con respecto a la grasa, una bolsita de Sabritas contiene 18.9 g de grasa por bolsita, lo que equivale a 3.78 cucharas cafeteras, además de estos 18.9 g, 9.45 g son grasa saturada, es decir, casi 2 (1.9) cucharadas cafeteras.

El 50% de la grasa total del producto es grasa saturada, informa el Poder del Consumidor.

Con 479 miligramos (m) por bolsa, esta cantidad cubre el 32% del sodio total recomendado para un niño o niña (1,500 mg) y el 24% de la recomendación para un adulto (2,000 mg), informa la publicación.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Tus papas favoritas ahora en tus pienda_calceto) el

Recordemos que la alta ingesta de sodio se ha asociado a padecimientos como presión arterial elevada o hipertensión.

Otros de los ingredientes de este producto son Tartrazina, amarillo ocaso y rojo allura, azul brillante. Estos colorantes además de que impactan negativamente la conducta de niños y niñas induciendo hiperactividad y déficit de atención, también son altamente alergénicos.

La mayoría de estos aditivos tienen un impacto negativo en el organismo, especialmente el glutamato monosódico, inosinato de sodio y guanilato de sodio.

Se ha observado que el glutamato inhibe los centros de saciedad induciendo a comer vorazmente y es también neurotóxico, alerta El Poder del Consumidor.

La ingesta de glutamato monosódico se ha asociado con un aumento de peso, ya que induce a una mayor ingesta energética.

Este aditivo se ha observado que generar cáncer en modelos animales.

La revista recomienda evitar su consumo por su alto contenido de sodio, grasas saturadas y aditivos, como el glutamato monosódico.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Restock on SDel Dulce (@lacasadeldulceokc) el