El aumento salarial íntegro del 5.46 por ciento que obtuvo el Sindicato Independiente de Trabajadores de la Industria Automotriz, Similares y Conexos de la Volkswagen de México (Sitiavw) no es de los más bajos de la historia a pesar de la situación económica por la pandemia, pero tampoco logra superar el logrado en 2019 que fue del 6.58 por ciento.

Fue después de tres días de negociaciones entre la empresa Volkswagen de México y el Sitiavw que la madrugada de este martes se llegó a un acuerdo del 5.46 por ciento íntegro, entregando un aumento del 3.62 directo al salario y un 1.84 en las prestaciones, muy por debajo al 12 por ciento que solicitaron y que no se ha dado en los últimos 10 años.

Ni el más alto, ni el más bajo

El logro salarial obtenido fue 1.12 por ciento menor a 2019, pero también más bajo que los porcentajes ganados en las negociaciones de 2018 y 2017, cuando la planta aceptó un aumento global del 6.5 por ciento para ambos periodos, distribuido en 5.5 por ciento al salario y uno por ciento en prestaciones.

No obstante el 5.46 por ciento obtenido en la más reciente revisión contractual sí fue mayor a los porcentajes concedidos entre 2011 y 2016, con aumentos anuales que rondaron el 5.27 y 4.5 por ciento.

Las negociaciones del 2015 y 2016 fueron las que menor incremento arrojaron pues se acordó 4.5 por ciento en salario y prestaciones, de los cuales el 4 por ciento era directo y el otro 0.5 por ciento fue para la creación de un fondo de ahorro.

Para los años 2012 y 2013 el aumento salarial fue del 5 por ciento, mientras que un año antes habían logrado un 6 por ciento. Sin embargo en 2009 fue de apenas el 3.1 por ciento.

La oposición de Volkswagen

Las últimas negociaciones que tuvieron que decidirse apenas unas horas del estallamiento a huelga tenían como antecedente la postura del director de Comunicación Corporativa y Asuntos de Gobierno de Volkswagen de México, Mauricio Kuri Curiel, quien públicamente expresó que no había condiciones para un ajuste en los salarios de los trabajadores.

Su postura se sumó a un video institucional en el que la armadora haciendo ver a sus trabajadores que debían ser conscientes con la situación económica mundial y que en ninguna de la plantas hubo aumento debido a la crisis económica provocada por el Covid-19.

Aumento y otros beneficios

En contraste la base trabajadora contó con el apoyo de otros actores como las organizaciones sindicales que reiteraron que la pandemia no era una razón suficiente para no revisar el tema salarial, manifestando que empresas proveedoras sí habían logrado aumentos, esto sin precisar cuáles o cuántas.

Del mismo modo el aumento global del 5.46 por ciento también vino con otros beneficios como la posibilidad de heredar la base de un trabajador con más de 60 años de edad o que por restricción médica deba de ausentarse de sus labores, aunque mayores detalles no fueron dados por la falta de información del Sitiavw.

Cabe señalar que el sindicato canceló una conferencia de prensa que había anunciado para la tarde de este martes, por lo que hasta el momento no emitido mayores detalles del acuerdo salarial.