Un grupo armado que se ostenta como parte de un cártel nacional protagonizó, en dos momentos, uno de los hechos más violentos de las últimas semanas en el municipio de Tepeaca al asesinar a cuatro personas: a una durante una balacera el martes y a tres de los sobrevivientes de ese hecho a quienes “levantó” mientras se recuperaban en un hospital.

De acuerdo con el gobernador Miguel Barbosa Huerta, este caso de extrema violencia ya es investigado por la Fiscalía General del Estado y se tiene identificado al grupo responsable, el cual guardaría relación con la ola de hechos violentos que han tenido lugar las últimas semanas en ese municipio.

La balacera
La tarde del pasado martes un comando armado a bordo de al menos una camioneta llegó hasta un deshuesadero de la calle Constitución en la localidad de Santa María Oxtotipan, todo con el fin de asesinar a tres personas que se encontraban en ese lugar.
Al momento de que los sicarios llegaron a este negocio, las víctimas abordaron una camioneta GMC Yukon blanca e intentaron darse a la fuga pero fueron alcanzadas por los pistoleros metros más adelante, cuando abrieron fuego de forma indiscriminada en su contra.

Creyendo que habían dado muerte a sus objetivos, los agresores escaparon antes de poder cerciorarse de lo ocurrido, toda vez que solamente uno de los tripulantes de la camioneta murió, mientras que dos personas más sobrevivieron así como una mujer que presuntamente era una víctima colateral alcanzada por una de las balas.
Durante las diligencias fueron recolectados más de 50 restos de balas de calibres 9 milímetros y de rifles AK-47, que evidenciaban el poderío de las armas portadas por el comando armado.

Los levantan de un hospital para ejecutarlos
Mientras que el cuerpo del occiso fue llevado al anfiteatro para la necropsia, los paramédicos trasladaron a los tres heridos a la Clínica materno infantil Rosario, ubicada en la junta auxiliar de San Francisco Acatepec, en el mismo municipio de Tepeaca.

En ese sitio permanecieron poco más de 24 horas y, por motivos aún no revelados, la falta de resguardo policial permitió que un comando armado llegara la noche del miércoles a esta clínica ubicada en la calle 5 de Mayo y Álvaro Obregón para privarlos de la libertad.
A bordo de camionetas los integrantes de este grupo criminal se llevaron a los tres sobrevivientes del ataque armado de un día antes, sin que a partir de ese momento nadie supiera de ellos.
Fue por la mañana de este jueves que finalmente los cuerpos de los dos hombres y de la mujer, cuyas identidades hasta el momento no han sido reveladas, fueron localizados en una zanja aledaña a un camino de terracería.
Los cuerpos presentaban nuevas heridas de bala diversas a las que provocaron que fueran internados, además dos de ellos aún llevaban puestas las batas de hospital que les fueron colocadas para su atención médica.

Disputa criminal, dice Barbosa
Al ser cuestionado sobre estos hechos el gobernador Miguel Barbosa Huerta señaló este jueves que se trata de una disputa entre bandas que ya están plenamente identificadas, por lo que no descartó que en breve haya acciones por parte de la Fiscalía General del Estado.
El mandatario también se refirió a los hallazgos de cuerpos embolsados en la ciudad de Puebla, los cuales también se los atribuyó a una disputa entre dos de las tres bandas que presuntamente operan en la zona metropolitana.