La maquiladora de ropa deportiva de origen Coreano Mex Mode ubicada a la entrada de la ciudad de Atlixco se vio envuelta en rumores de ser un foco de contagio de Covid-19, además de que se exhibió el abuso hacia los trabajadores quienes pese a tener un sindicato liderado por Antorcha Campesina no sienten respaldo alguno.

Desde hace unas semanas corrió el rumor en redes sociales de que los trabajadores son obligados a trabajar pese a estar enfermos de Covid -19 y aquellos que no han sido afectados denunciaron la situación por temor a padecer SARS-COV- 2.

A esto se suma la queja de abuso en el tema laboral, debido a que los están tandeando para trabajar, un grupo descansa una semana y trabaja a la siguiente, uno de los empleados indicó que el tiempo de trabajo se los pagan 15 días después, lo que complica aún más sobrellevar la pandemia.   

Los señalamientos también van en el sentido de la falta de higiene del lugar, pese a ello, otras voces que piden el anonimato, señalaron a este medio de comunicación que se han hecho sanitizaciones en las naves y que el tema del contagio son rumores que nadie ha confirmado.

“Se escucharon rumores de que sí. Y nos suspendieron 2 semanas seguidas, porque estaban sanitizando. Eso fue hace como 15 días. Si hay personas que hacen aseo, pero normal. La verdad no al 100 por ciento, en mi área hay veces que los de limpieza sólo se la pasan sentados y el tiempo que tienen libre no es ni para pasar a limpiar las consolas y controles de las máquinas”, comentó el trabajador. Aseguró que los rumores se generaron en las áreas donde hay más gente trabajando, porque no todos están juntos hay naves y hay turnos.

 En lo que respecta a los abusos en el sentido económico, primero está el tema de las liquidaciones en donde señalan se han ahorrado: “porque a los que renuncian no les dan todo lo que les corresponde, ya varios compañeros que tenían mucho tiempo en la empresa han tenido que renunciar, pero como a la empresa no le conviene liquidarlos al 100 por ciento, tratan de cansarnos para que renunciemos, al menos así se ve la situación”, relató.

 Además está el tema de las los “descansos”, porque los suspenden sin trabajar hasta dos semanas seguidas, sin pago de nada; “esas dos semanas llegan en cero y solo nos dan una semana de trabajo, la cual la venimos cobrando hasta la otra semana, que nos vuelven a descansar y la verdad con mil pesos para sobrevivir casi 3 semanas, es un suicidio aguantar, hay compañeros que solo viven de lo que trabajan ahí y por eso tuvieron que renunciar, porque no les alcanzaba, no sé si eso sea legal, esa forma de trabajar”, apuntó.

En cuanto al tema del sindicato, que está en manos de gente de Antorcha Campesina, apuntó que no hacen nada: “No, pareciera que están de acuerdo con la empresa, según ellos nos apoyaron lo más que pudieron, pero se hacen de la vista gorda y solo dejan que haga la empresa lo que quiera con nosotros”.