Los murciélagos pueden convivir con el coronavirus sin caer enfermos. Por ello, un grupo de científicos secuenció el genoma de seis especies de murciélagos, con la finalidad de buscar nuevos tratamientos para la pandemia de Covid-19 u otras del futuro.

De acuerdo con Emma Telling, profesora del University College de Dublín, los genomas de los murciélagos tienen sistemas inmunes únicos, por lo que es necesario identificar las soluciones genéticas desarrolladas en la 1 mil 421 especies de murciélagos conocidas.

Según la revista Nature, los genomas fueron secuenciados en seis especies de murciélagos: el murciélago grande de herradura; el egipcio de la fruta; el de nariz de lanza; el ratonero grande; el de borde claro; y, el de cola libre aterciopelado. El estudio ayudó a revelar una gran cantidad de cambios genéticos que les brindan a los murciélagos protección contra los virus.

De acuerdo con los investigadores, en muchas infecciones virales no es el virus en sí el que provoca la muerte, sino la respuesta inflamatoria provocada por el sistema inmunitario del cuerpo. Por esta razón, los murciélagos pueden estar infectados y no mostrar síntoma alguno de la enfermedad.

Se cree que el coronavirus surgió en los murciélagos. Sin embargo, el virus pasó a otro animal que aún no ha sido identificado y de ahí contagió a los humanos. Por ello, es necesario saber que estos animales voladores representan poco riesgo para la vida humana, por lo tanto, no deben ser perseguidos ni satanizados por las personas.