Entre la población de riesgo por Covid-19 se encuentran las personas de la tercera edad, así mismo se llevó a dos de los comercios más antiguos de la ciudad de Atlixco, pues en menos de 15 días cerraron Mundo Musical y la renombrada papelería Michaca.

Estos dos negocios formaban parte de los últimos eslabones del Atlixco antiguo, el de los abuelos, de ese Atlixco que no sabía de trasnacionales, de música virtual ni de aplicaciones para descargar información de cualquier índole.

El Mundo Musical era la última tienda de discos de acetato en la ciudad, quien gustaba de coleccionar discos de vinilo indudablemente se dirigía a ese negocio ubicado en la calle 3 sur casi esquina con 5 poniente, cuando llegaron los discos compactos también se aventuró a venderlos, pero con el avance de la digitalización del contenido, la aparecieron de YouTube, la tienda ya no pudo avanzar pese a eso, siguió abierta solo para los conocedores que se negaban a comprar la USB con música que los ambulantes pregonaban enfrente del local, en la banqueta

 Abrió sus puertas hace 40 años, pero las bajas ventas y la pandemia, terminaron con ella, ahora el local se está renovando para volver a ser rentado y del Mundo Musical solo queda el nombre en la fachada. Los atlixquenses expresaron en redes sociales su nostalgia con diversas frases como: “Hasta pronto Vaquera”, “Adiós Socorrito”, “Marcó época” y “Ahí compré discos para alguien que nunca me hizo caso”.

El siguiente turno fue para la famosa papelería Michaca, nombrada así en honor al apellido de sus fundadores quienes en 1935 abrieron, para el entonces pueblo de Atlixco una de las primeras papelerías completamente surtidas.

 Carlos Michaca, hijo del fundador comentó que este negocio nació como imprenta, pero después se quedó en papelería. A mediados de junio él mismo en redes sociales comenzó a ofrecer paquetes a bajo costo de todo el material que aún tenían, en ese momento señaló que su padre continuaría con la papelería.

 Pero, durante este fin de semana ya se puso en renta el local de cuatro entradas que ocupó durante 85 años sobre la calle 3 sur.  Ni el sismo del 2017 logró cerrarla, pero la falta de actividades escolares por la contingencia sanitaria de covid-19 fue un fuerte golpe. Se esperaba que en este verano hubiera venta por el regreso a clases, pero eso cada vez es más lejano, pues todo será en línea.

Y así, de esta forma, van cerrando en Atlixco empresas familiares que fueron pasando de generación en generación.