Una bolsa con restos humanos, entre ellos una cabeza y algunas extremidades, fue localizada al este fin de semana en un contenedor para basura ubicado en la unidad habitacional Luis N. Morones, en la zona de San José Xilotzingo de la ciudad de Puebla.

Aunque inicialmente se pensó que podrían ser restos de Guillermina, una de las víctimas de feminicidio de los últimos días en Puebla, ello se descartó luego de que fuentes ministeriales señalaron que se trata de extremidades pertenecientes a un hombre.

El hallazgo ocurrió alrededor de las 8:30 horas del 25 de junio cuando un recolector de basura se percató, al estar buscando papel y cartón, que en uno de los contenedores había una bolsa de la cual se logra apreciar lo que parecía ser un brazo, situación por la cual decidió llamar al 911.

Al lugar llegaron elementos de la Policía Municipal de Puebla para inspeccionar el contenedor ubicado en la Avenida Luis N. Morones esquina con la cerrada Wenceslao, y al confirmar que se trataba de restos humanos acordonaron ampliamente la zona para empezar las diligencias de levantamiento de cadáver.

Peritos de la Agencia Estatal de Investigación se encargaron de recolectar todos los restos humanos localizados en el contenedor, el cual tuvo que ser vaciado completamente para recuperar todos los indicios.

Los mismos serán trasladados al Servicio Médico Forense para practicar la necropsia y realizar las pruebas correspondientes al ADN, para así poder determinar si se trata de los restos correspondientes a una misma o a diferentes personas.