Tras pedir apoyo al estado para frenar despidos injustificados por parte del edil Gustavo Vargas CabreraSusana Espinosa Negrete, quien se desempeñó desde el 2015 como Presidenta Honoraria del Sistema DIF Municipal, anunció su retiro del cargo.

Trascendió que, desde hace varios meses, Susana Espinoza Negrete, pareja del alcalde de Huauchinango, Gustavo Vargas Cabrera, habría tenido fuertes diferencias con su esposo, lo que habría provocado su remoción de facto por parte del edil, quien insertó en el DIF municipal a un nuevo equipo para realizar algunas de las labores.

Sin dar detalles de su renuncia, a través de un video en la cuenta oficial del Sistema DIF Huauchinango, Espinosa Negrete ofreció un recuento de las labores, donde destacó la entrega de aparatos ortopédicos y auditivos a personas del municipio, así como la entrega de apoyos estatales como despensas, la atención a la ciudadanía en los martes ciudadanos y la distribución de más de 30 toneladas de ayuda recaudadas en el programa “un kilo de ayuda”.

También agradeció el apoyo a la presidenta honoraria estatal de SDIF, Rosario Orozco Caballero, a la directora general Leonor Vargas Gallegos, a la delegada estatal en Huauchinango, Dulce Areli Toribio Pájaro, a su equipo de trabajo y a quienes apoyaron su labor, como los clubes de servicio y comercios locales.

“Hoy cierro mi ciclo de trabajo como presidenta honorífica (sic) del DIF y anuncio mi retiro voluntario, dejando la encomienda de trabajo al gran equipo DIF, el cual sé que está comprometido con la ciudadanía huauchinanguense, me llevo gratos recuerdos y muestras de cariño… fue una hermosa experiencia que siempre llevaré en mi corazón”.