Ignorando los protocolos de sanidad que establece la fase roja del semáforo epidemiológico, propietarios de baños públicos de vapor, peluquerías y hasta cementerios se encuentran abiertos de forma normal en el municipio de Cuautlancingo.

Así se pudo constatar durante un recorrido realizado por e-consulta derivado de varios reportes ciudadanos, donde alertaron sobre la operación de estos negocios que, según la Secretaría de Salud Federal, son negocios considerados como de alto riesgo de contagio.

Los más alarmantes en la lista son precisamente los baños públicos, los cuales junto con los gimnasios fueron los primeros a los que se ordenó el cierre por ser un foco rojo de contagios, pero a casi cuatro meses, en Cuautlancingo nuevamente ya están operando.

 

Como ejemplo se pudo constatar que están operando los baños públicos "El Carmen", ubicados en la calle San Joaquín y calle San Isidro, donde se pudo constatar la operación de este lugar con  gran afluencia de gente.

Aunque está prohibida su operación, en la entrada  hay una mesa con una botella con gel antibacterial pero no hay personal que obligue a que se use y tampoco hay alguien que se cerciore de tomar la temperatura a las personas o se asegure que piden el tapete sanitizante.

Otros baños que ya están operando, también con gran afluencia, son los de "San José", ubicados en la calle San José, a unos metros de la presidencia auxiliar de La Trinidad Chautenco, donde incluso los clientes deben estacionar sus vehículos en la calle ante la falta de lugares.

Del mismo modo se pudo constatar que ya operan los baños "Teresita" que se ubican en la avenida Chapultepec, entre la avenida 1 de Mayo y 16 de Septiembre, donde la única medida de sanidad es la una mesa con una botella de gel antibacterial.

En otros dos establecimientos también se pudo apreciar una lona que tiene a la vista el protocolo de medidas sanitarias para negocios esenciales que emitió el gobierno federal pero que por la situación del semáforo epidemiológico en fase roja, no aplicaría para los baños públicos.

 

Peluquerías nunca cerraron

Otros negocios no esenciales y considerados como de alto riesgo de contagio son las peluquerías. Los reportes hechos a este medio señalaban que nuevamente ya estaban abiertos en Cuautlancingo aunque vecinos de este municipio aseguraron que hubo muchos de estos negocios que están abiertos desde abril o incluso nunca cerraron.

En un recorrido se pudo confirmar la veracidad de los reportes y aunque algunos de los locales adoptaron medidas como el uso de cubrebocas para su personal, así como el gel antibacterial, hay que recordar que el riesgo de estos lugares era precisamente por el uso compartido de tijeras y los rastros de cabello o barba .

Aunque son múltiples los locales de este giro que ya están operando, la mayoría se encuentran en la avenida México-Puebla, muy cerca de la zona de Cuatro Caminos, donde algunos tienen abiertas sus cortinas pero otros ofrecen servicio sobre cita a través de WhatsApp, esquema que mantuvieron durante toda la contingencia, según confirmaron algunos clientes.

 

Hay  permisos del Ayuntamiento para negocios sin riesgo

El Ayuntamiento de Cuautlancingo, encabezado por Guadalupe Daniel Hernández, ha emitido 73 licencias de funcionamiento a negocios de bajo riesgo público, lo que significó la creación de 92 empleos y se atrajo una inversión aproximada de 4 millones 586 mil pesos, por la regularización de negocios en su pago de impuesto predial para actividades comerciales.

Dichos permisos son parte del Sistema de Apertura Rápida de Empresas (SARE), el cual consiste en impulsar la apertura de empresas de bajo riesgo público (actividad económica que no implique un riesgo para la salud, seguridad o medio ambiente), con el menor número de requisitos en un plazo máximo de 72 horas.

Sin embargo, por el alto riesgo de contagio, no aplicaría para ninguno de los comercios aquí descritos pues junto con baresgimnasios y salones sociales deberán  permanecer cerrados hasta que la alerta epidemiológica llegue a la fase amarilla, mientras que restaurantes con servicio a la mesa y regulación de aforo podrán abrir sólo con semáforo naranja.

Fotos: Maribel Morillón