A gritos y con acusaciones de corruptos a los funcionarios del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) terminó el anuncio del resultado de la licitación para vender 49 mil toneladas de acero del aeropuerto cancelado en Texcoco.

“¡Corrupto, corrupto!, ¡esto es un acto de corrupción!”, reclamó a gritos uno de los participantes a los funcionarios de GACM, mientras destruía documentos de la licitación, según reseñó el diario Reforma.

El contrato para desmontar el acero del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) fue ganado por Grupo Gilbert Estructuras en Acero, que presentó una oferta por 197.4 millones de pesos por el material, resultado que desató la inconformidad de siete de 13 empresas participantes que afirman que esa empresa omitió incluir en sus documentos la carta de “No Conflicto de Interés”, lo que era causal de descalificación.

El acta de fallo fue firmada bajo protesta por las empresas Habilitadora de Metales Monte Salas, que ofreció 7.3 millones de pesos más que la propuesta de Gilbert; Ferrociclables, Remesare y Metales BYG, entre otras, que pueden promover inconformidad ante el Órgano Interno de Control de GACM, la paraestatal que estuvo a cargo del NAIM.

Otra empresa participante como Habilitadora de Metales Monte Salas, que ofreció 7.3 millones de pesos más que la propuesta de Gilbert, fue descalificada por una discrepancia en la fecha del código QR de su constancia de cumplimiento de obligaciones fiscales emitida por el SAT, con la fecha asentada en otro documento.

Grupo Gilbert es una empresa de fabricación, montaje y soldadura de estructuras metálicas que fue fundada en 1997 por José Guadalupe Rodríguez y tiene 99 días para desmontar las estructuras de la terminal del NAIM, así como el material de la torre de control, y retirar todo el acero del sitio, que será parte del Parque Ecológico Lago de Texcoco y podría ser inundado.