Kanye West, quien el pasado fin de semana anunció su postulación para presidente de los Estados Unidos, ahora se encuentra en la mira pública luego de darse a conocer que su empresa de ropa recibió más de 2 millones de dólares a préstamo como parte de los afectados por Covid-19.

A pesar de que el programa creado por el gobierno estadounidense ha beneficiado a pequeñas empresas minimizando el número de despidos ante la pandemia de coronavirus, el que West aparezca dentro de la lista de favorecidos ha desatado una gran controversia.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

La línea de ropa Yeezy, de Kanye West, recibió de 2 a 5 millones de dólares a través del Programa de Protección de Cheques de Pago, informó la Administración de Pequeños Negocios (SBA, por sus siglas en inglés). Asimismo, trascendió que la compañía empleó a 106 personas a mediados de febrero de este año, antes de que se desatara el Covid-19.

Además del esposo de Kim Kardashian, otros nombres que aparecieron entre la lista de préstamos aprobados fueron los de los diseñadores de alta gama Oscar de la Renta y Vera Wang, además del fabricante de trajes Hickey Freeman, todos con ayudas por la misma cantidad que Kanye West.