El miércoles pasado nació el primer bebé de una paciente con Covid-19 en el estado de Jalisco. La madre de 22 años de edad, quien fue confirmada con SARS-CoV2 en cuadro leve, dio a luz a un niño de 38 semanas de gestación que pesó 3.8 kilogramos y midió 50 centímetros, en el Hospital General de Occidente (HGO). La prueba que se aplicó al recién nacido dio negativo al coronavirus.

La paciente se sometió a una cesárea que se realizó bajo el protocolo de aislamiento estricto especial para pacientes con coronavirus. En este procedimiento, participaron un pediatra, un neonatólogo, tres ginecólogos, dos anestesiólogas, un biomédico y dos enfermeras del área Covid-19.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Perinatología de México y su lineamiento técnico de abordaje del paciente infectado por Covid-19 en el periodo perinatal, el bebé debe recibir la leche de su madre para proteger y reforzar su sistema inmunológico, pues la madre no es una paciente grave y puede amamantar a su hijo siguiendo las recomendaciones necesarias.

La madre debe asear previamente su pecho, lavarse las manos, usar cubrebocas quirúrgico, limpiar y desinfectar el área que utilizará, así como no tocarse la cara ni los ojos durante el proceso.

La joven madre y el bebé pudieron regresar su casa, ya que la prueba rápida indicó que la mujer contaba con anticuerpos, lo cual es un signo de recuperación un día después de la cirugía. Del mismo modo, la madre y su hijo cuentan con seguimiento telefónico diario por los siguientes 14 días.

Con información de El Universal.

Foto: Agencia Enfoque