Livia Brito se encuentra en el ojo del huracán luego de que un paparazzi denunciara que la actriz y su novio Mariano Martínez lo golpearon y le robaron sus pertenencias, cuando la pareja se encontraba de vacaciones en un hotel de Cancún.

A pesar de que la cubana negó los hechos asegurando que las imágenes que circulan en redes sociales sobre el encontronazo eran del pasado, los ataques en su contra continúan, por lo que decidió tomar una drástica decisión y restringir los comentarios en Instagram.

Mientras aún se pueden ver las fotografías y los videos que Brito coloca en dicha red social, ahora son contados los seguidores que pueden enviarle un mensaje, hecho que solo permite leer comentarios positivos en sus post.

Hasta este momento se desconoce en qué parte del proceso legal se encuentra la demanda que el fotógrafo Ernesto Zepeda entabló en contra de la pareja, pero se espera que en las próximas semanas la actriz aclare completamente esta controversia.