El subinspector Edgar G. de 47 años de edad, uno de los dos escoltas abatidos en el atentado contra el secretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, Omar García Harfuch, fue velado e incinerado en la ciudad de Puebla.

Según información extraoficial fue ayer por la madrugada que arribaron a la funeraria Valle de los Ángeles, en la 31 Oriente de la colonia Anzures, donde ya era esperado por familiares y amigos.

Pese a la contingencia sanitaria, en el lugar se congregó en la capilla 12 del complejo funerario para darle el último adiós al escolta con 12 años en el servicio de seguridad de la capital del país.

Edgar y Rafael fueron los dos escoltas de Omar García Harfuch que viajaban al frente de la camioneta Suburban en la que iba el secretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México la mañana del pasado 26 de junio.

La unidad fue emboscada por un grupo de sicarios en Paseo de la Reforma, los cuales viajaban en una camioneta apócrifa con logos de la camioneta Grupo Carso, la cual les bloqueó el pasó mientras que los sicarios dispararon en más de un centenar de ocasiones.

Derivado del ataque Edgar y Rafael resultaron con heridas mortales mientras que el funcionario solamente sufrió tres lesiones superficiales por esquirlas de bala. En el atentado una comerciante de quesadillas murió al quedar junto con su familia en el fuego cruzado.

Por este atentado la Fiscalía de la Ciudad de México y del Estado de México reportaron la detención de 19 personas a lo largo del 26 de junio, además García Harfuch a través de su cuenta de Twitter le atribuyó el ataque al Cártel Jalisco Nueva Generación.

Cabe señalar que durante la cobertura del sepelio de Edgar en la ciudad de Puebla, dos reporteros del Grupo Milenio fueron agredidos por un grupo de civiles que además de lesionarlos los obligó a borrar material gráfico estando afuera de la agencia funeraria.