Después de casi tres meses de haber cerrado sus locales, comerciantes de la emblemática zona conocida como El Parián comenzaron a abrir sus establecimientos buscando ventas de fin de semana que les permitan reactivar su economía.

A pesar del decreto emitido por el gobierno del estado para no reiniciar las actividades en la industria automotriz y de la construcción antes del 15 de junio, los locatarios decidieron sumarse a otros establecimientos no esenciales en el primer cuadro de la ciudad que de a poco buscan obtener recursos.

Debido a que se trata de locales dedicados a la venta de artesanías, que no implican la conglomeración de personas, los locatarios implementaron medidas de sanidad básicas como el uso de cubrebocas o caretas, así como el facilitar a clientes el uso de gel antibacterial.

El pasaje de El Parián está compuesto por aproximadamente 40 pequeños locales de artesanos poblanos que desde mediados de marzo tuvieron que cerrar sus puertas ante la falta de turistas por el avance de la pandemia del Covid-19.

Aunque el estado está en uno de los puntos más altos de contagio, los comerciantes consideraron que no pueden estar más tiempo sin ingresos.

El pasado fin de semana 400 locales de diversos giros comerciales decidieron abrir sus negocios a pesar de no ser esenciales a fin de aprovechar las ventas de un fin de semana de quincena y de que el lunes iniciaría formalmente la jornada nacional de la Nueva Normalidad.

Pese a la advertencia de clausura  y a las inspecciones por parte de la autoridad municipal y estatal, algunos locatarios como los de El Parián buscarán reactivar su sector económico, luchando contra la falta de gente en las calles y el cierre vehicular en el Centro Histórico que el Ayuntamiento de Puebla mantendrá hasta el 15 de junio.

De acuerdo con estimaciones de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), en Puebla se pierden 299 millones de pesos al día por el cierre de negocios en zonas como el Centro Histórico, lo cual se suma a las previsiones del gobernador Miguel Barbosa Huerta que este viernes adelantó que habrá afectaciones económicas por la pandemia, tanto en el orden federal como en el estatal.