Diputados de diferentes partidos se enfrentaron en la sesión virtual del Congreso por acusaciones de violencia política, bloqueo legislativo enriquecimiento y hasta por escándalos familiares.

Insultos, descalificaciones y señalamientos de ilegalidades relucieron este jueves durante el debate de unos puntos de acuerdo para exigir al gobierno estatal abastecer hospitales y otorgar bonos a médicos.

Héctor Alonso Granados (de MC), arremetió contra Nora Merino Escamilla (del PES). Le dijo “cállate tú”, “ya estuvo bueno que estas niñitas me interrumpan” y “al diablo con las instituciones”, cuando la legisladora advirtió con denunciarlo por violencia política.

Esto luego de que la diputada lo interrumpió porque él no se apegó a la moción que había solicitado, sino que ocupó su intervención para reclamar que una de sus iniciativas fue ignorada por sus compañeros.

Aunque varios diputados le exigieron respeto, el representante del distrito 19 de Puebla capital señaló que sus comentarios eran parte del debate y que Merino Escamilla se victimizaba.

Se negó a ofrecer una disculpa y solo reculó en haber dicho “niñita”, pues agregó: “me disculpo, debí haber dicho no me interrumpa señora diputada”.

Como no es la primera vez que es acusado de violencia política, alardeó que no procederá otra queja en su contra y exigió a su compañera “no tirarse al piso”.

Minutos antes Alonso Granados aseveró que la violencia familiar ha incrementado en la cuarentena debido a la falta de cerveza, pues dijo que los hombres y las mujeres “se ponen como energúmenos” por la falta de alcohol y esto los lleva a discutir.

Maurer reclama expropiaciones

Emilio Maurer Espinosa (de Morena) embistió por su parte a la panista Mónica Rodríguez Della Vecchia al afirmar que tiene “una doble moral más grande que la catedral”, por criticar al gobierno de Miguel Barbosa Huerta y callar los abusos de Rafael Moreno Valle.

La acusó de mentir con respecto a que la recién aprobada Ley de Educación permitirá expropiar escuelas, cuando en el morenovallismo salió beneficiada con las expropiaciones de las que él fue víctima.

“Habló pésimo de la ley de Educación, inventó que era expropiación y usted, usted y su familia me estropearon a mí. Me quisieron estropear, me quisieron quitar, el PAN y su familia encabezaron ese desastre”, reclamó.

Esto en referencia a que el gobierno estatal intentó expropiar parte de sus tierras en inmediaciones de la planta armadora de Audi, antes de que esta se instalara.

La panista, esposa de Pablo Rodríguez Regordosa, secretario de Competitividad y Trabajo con Moreno Valle, negó que ella o su marido hayan hecho negocios con la llegada de Audi, retó al morenista a presentar pruebas de sus acusaciones y reiteró sus señalamientos contra la Ley de Educación.

Reprochan silencio con Gali

Guadalupe Muciño Muñoz (del PT), igual se lanzó contra Rodríguez Della Vecchia, pero también sobre todos los críticos de Barbosa Huerta.

Como presidenta de la Mesa Directiva la panista intentó detenerla porque intervino cuando no había que debatir, pero la legisladora del distrito de Atlixco la ignoró y externó sus quejas.

“Se ponen a demandar toda clase de circunstancias a un gobierno que está atendiendo con prontitud y puntualidad las necesidades de los ciudadanos y los hospitales. Obviamente hay muchas deficiencias, porque dejaron (los panistas) tantos hospitales sin equipo y hoy toda la culpa recaé en un gobierno que está haciendo lo suyo”, defendió.

“Y a mis compañeros de los tres colores (el PRI), ya tuvieron la oportunidad de hacer lo suyo cuando con el sismo y todo el dinero se lo llevaron, perdón, lo manejaron con opacidad”, denunció también.

Esto para responder al diputado priista Javier Casique Zárate, quien resaltó que en diez meses del gobierno de Barbosa Huerta “no se ha hecho nada” en cuestión de infraestructura, servicios y carreteras.

A este reclamo se sumaron Alonso Granados y José Juan Espinosa Torres (del PT), al reprochar a sus compañeros de la coalición Juntos Haremos Historia por ser omisos ante las deficiencias y errores del actual gobierno.

Aprueban exhortos

Antes de la dura discusión los diputados aprobaron puntos de acuerdo dirigidos al gobierno del estado.

Uno fue para exigir un freno a la violencia familiar y otro para que se otorgue un bono económico al personal de salud que atiende a enfermos por Covid-19.

Diputado desconoce a Pancho Villa

Antes de la sesión el diputado del PES, Miguel Trujillo de Ita, confesó que desconocía que el caudillo revolucionario Francisco Villa se llamaba Doroteo Arango Arámbula.

“Yo no sabía; siempre lo conocí como Francisco Villa, ¡Pancho Villa!”, refirió mientras se reía con sus compañeros.

Luego presumió que defendió de críticas a los legisladores que fueron maestros y votaron a favor de la Ley de Educación de Barbosa Huerta, igual que él.