Tras la reubicación de los 12 menores infractores este fin de semana, del Centro de Internamiento Especializado Para Adolescentes (Ciepa) a un anexo del Centro de Reinserción Social (Cereso) de San Miguel, la Secretaría de Seguridad Pública Estatal suspendió las visitas de los abogados a los adolescentes.

Así lo denunciaron abogados que este lunes acudieron al penal de la capital poblana para visitar a sus clientes, que ahora se encuentran recluidos en un anexo ubicado en el área femenil del penal,  debido a que el Ciepa fue acondicionado para albergar a presos de otros Ceresos que estén contagiados con Covid-19.

A través de videos que los agraviados hicieron llegar a e-consulta se puede constatar cómo el personal de custodios de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal impide el ingreso de un abogado particular que acudió a ver a su cliente, que es uno de los 12 menores infractores reubicado el fin de semana.

En los videos se explica que hasta el momento no hay ninguna instrucción para permitir el paso a los defensores particulares, no así con los defensores públicos que al ser parte de la Defensoría Pública del Estado tienen acceso al inmueble ubicado en la colonia Lomas de San Miguel.

Dicha instrucción, según explicó el personal del penal al abogado, fue dada específicamente por la subdirección de asuntos penitenciarios de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal, sin embargo tampoco se comunicaron los lineamientos para establecer bajo qué medidas, horarios y días podrán acceder los defensores con los menores infractores.

Hay que señalar que la reubicación de los 12 adolescentes privados de su libertad se encuentra bajo vigilancia no solamente de la SSP o de la Dirección de Centros de Reinserción Social, pues al ser menores de edad existe una vigilancia específica por parte de la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Puebla (CDHEP).

La semana pasada Francisco Castellanos, director de coordinación interinstitucional de la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna), interpuso una queja en la CDH Puebla para pedir vigilancia sobre los protocolos aplicables en el anexo donde serían reubicados los menores.

Cabe señalar que en el área de adultos la visita también se restringió para abogados particulares y únicamente se está permitiendo el acceso a notificadores. Los abogados que no han podido entrar a ver a sus clientes señalaron que urge que haya una regulación para que no se preste a decir que los internos están incomunicados.