En 2008María Fernanda Vera dijo adiós a la zona de Cholula para emprender junto con su mamá y su hermana, los retos de los migrantes poblanos en Nueva York. 

Tenía sólo 5 años y el destino le tenía preparado convertirse en una líder de indocumentados que hoy se disputa el título de heroína migrante frente a los estragos del Covid-19 en Estados Unidos.

Junto con otros activistas de Guanajuato, Veracruz, Oaxaca y Michoacán pelea por la final del reconocimiento Héroe Migrante, que la organización Fuerza Migrante y artistas como Los Tigres del Norte, organizan para reconocer públicamente a los mexicanos que hacen algo por sus comunidades en el país del norte, ahora ante la crisis sanitaria.

Ahora que el condado de Brooklyn en Nueva York resiente los efectos económicos y sociales de la enfermedad, ella se propuso organizar una campaña de recaudación de fondos para ayudar a las familias migrantes en sus necesidades básicas.

Lo hizo desde el New York State Youth Leadership Council, la primera organización en el estado de Nueva York liderada por jóvenes inmigrantes indocumentados y en la que Vera realiza trabajo comunitario desde hace tres años.

De acuerdo con la ficha de su nominación, su labor consiste, entre otras cosas, en ayudar a inmigrantes recién llegados con los asuntos básicos en sus comunidades y a informarles y explicarles la importancia de la ayuda mutua.

Además de su trabajo en esta organización se destaca que es coordinadora de las redes de Dream Teams, clubes en donde jóvenes indocumentados y jóvenes de familias de orígenes mixtos, se reúnen para compartir sus historias, intercambiar experiencias y apoyarse el uno al otro.

Por ahora el espacio de nominaciones para el concurso sigue abierto, sin embargo la competencia ya suma además a mexicanos restauranteros, campesinos e impulsores del arte que han aprovechado sus proyectos para apoyar a sus comunidades ante el Covid-19 en diferentes ciudades de Estados Unidos.