Tras unas semanas de cuarentena más de uno se quedó sin ideas para matar el tiempo libre. Pero este no fue el caso de una familia en Filipinas que optó por convertir la sala de su casa en una gran piscina.

Estas personas, oriundas de Batangas, llegaron al siguiente nivel en ‘ingenio’ para transformar uno de los cuartos de su hogar en una piscina que no luce para nada mal.

Medios locales notificaron que las altas temperaturas que se han registrado en la zona pueden volverse insoportables. Si a esto le sumamos que el confinamiento cada vez se extiende más, la vida de muchos podría resultar exasperante.

Los jóvenes subieron el video a las redes sociales, donde se puede apreciar el momento feliz que vivieron dentro de su piscina improvisada.

En el video aparecen dos jóvenes dentro de la piscina mientras un tercero se asoma por una de las ventanas.

 

Foto: Captura de Pantalla de YouTube