El confinamiento nos ha dejado ver de todo; sin embargo, siempre habrá algo nuevo que nos puede sorprender aún más.

En Colombia, un par de monjas católicas decidieron subir a una azotea con una bocina y un micrófono con la intención de invitar a los vecinos del lugar a rezar.

Medios colombianos señalaron que estos hechos ocurrieron en el barrio de La Soledad, en Bogotá.

A través de Twitter distintos usuarios publicaron varios videos donde se puede ver a las religiosas sobre el techo de una de las casas mientras rezan con ayuda de una bocina.

Aunque el lugar se establecieron para rezar parecía un poco peligroso y empinado, no fue impedimento para que predicaran la ‘palabra de Dios’.

No obstante, los vecinos decidieron llamar a la policía mostrando su descuerdo con la actitud de las monjas.

 

Foto: Captura de Pantalla de Twitter